Informe especial de estabilidad financiera : riesgo de crédito - Septiembre de 2015

Monitorear el riesgo de crédito es fundamental para preservar la estabilidad del sistema financiero colombiano, más aún si se aprecia que la cartera con titularizaciones representó alrededor del 69,6% del total de los activos de los establecimientos de crédito a junio de 2015, por lo que una eventua...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Clavijo-Ramírez, Felipe, Jaulín-Méndez, Oscar Fernando, Lizarazo-Cuellar, Angélica María, Mariño-Montaña, Juan Sebastián, Mendoza-Gutiérrez, Juan Carlos, Segovia-Baquero, Santiago David, Yaruro-Jaime, Ana María
Formato: Reporte (Report)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Banco de la República de Colombia 2015
Materias:
Acceso en línea:http://repositorio.banrep.gov.co/handle/20.500.12134/8959
Descripción
Sumario:Monitorear el riesgo de crédito es fundamental para preservar la estabilidad del sistema financiero colombiano, más aún si se aprecia que la cartera con titularizaciones representó alrededor del 69,6% del total de los activos de los establecimientos de crédito a junio de 2015, por lo que una eventual materialización de este riesgo podría amenazar la solidez del sistema financiero. El análisis que se presenta en este informe utiliza indicadores como el de calidad por riesgo (IC), medido como la relación entre el saldo de cartera riesgosa (créditos calificados como B, C, D y E) y el de cartera bruta; el indicador de calidad por mora (IM), que se define como la relación entre el saldo de la cartera vencida (créditos con mora mayor a 30 días) y el de la cartera bruta; el indicador de calidad por riesgo por operaciones (ICO), que es la razón entre el número de operaciones riesgosas y el total de operaciones, y el indicador de calidad por mora por operaciones (IMO), que es la razón entre el número de operaciones vencidas y el total de operaciones. Del mismo modo, se presenta el comportamiento del IC de las cosechas, la evolución de las probabilidades de mejorar, empeorar y mantenerse en una calificación y se evalúa el comportamiento de los nuevos deudores y créditos por modalidad de cartera.