Reporte de Estabilidad Financiera - Septiembre de 2011

En el entorno internacional, las perspectivas de menor crecimiento y los temores sobre la sostenibilidad de la deuda pública de algunas economías europeas han incrementado la percepción de riesgo y, por ende, la incertidumbre y la volatilidad de los mercados financieros internacionales. A pesar de q...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Gerencia Técnica, Vargas-Herrera, Hernando, Subgerencia Monetaria y de Reservas, Cardozo-Ortiz, Pamela Andrea, Departamento de Estabilidad Financiera, Estrada, Dairo Ayiber, Caicedo, Santiago, Cabrera-Rodríguez, Wilmar Alexander, Capera-Romero, Laura, Corredor, Adriana, Fernández-Moreno, Diana Lucía, Gómez-González, Esteban, Gutiérrez-Rueda, Javier, Laverde, Mariana, Mendoza-Gutiérrez, Juan Carlos, Morales-Mosquera, Miguel Ángel, Zamudio-Gómez, Nancy Eugenia
Otros Autores: Clavijo-Ramírez, Felipe
Formato: Reporte (Report)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Banco de la República de Colombia 2011
Materias:
Acceso en línea:http://repositorio.banrep.gov.co/handle/20.500.12134/7301
Descripción
Sumario:En el entorno internacional, las perspectivas de menor crecimiento y los temores sobre la sostenibilidad de la deuda pública de algunas economías europeas han incrementado la percepción de riesgo y, por ende, la incertidumbre y la volatilidad de los mercados financieros internacionales. A pesar de que la percepción de riesgo se mantiene en niveles bajos para las economías latinoamericanas, sus mercados de capitales se han visto afectados por la mayor aversión al riesgo. No obstante, en Colombia la situación interna continúa con un buen comportamiento en lo corrido de 2011: el PIB del primer semestre presentó una tasa de crecimiento de 5,2%, impulsado por el consumo de los hogares y la inversión privada en maquinaria y equipo. Adicionalmente, las exportaciones crecieron 11,5% real, tanto por aumentos en precios como en cantidades y la inversión extranjera directa creció a una tasa anual de 75%, en especial por lo ocurrido en el sector minero. Esta dinámica del sector real sigue jalonando las actividades de intermediación, que continúan mostrando un comportamiento dinámico. La cartera bruta mantuvo su tendencia creciente durante el primer semestre de 2011, lo que se tradujo en un incremento real anual de 18,9%. La modalidad de consumo mostró el mayor dinamismo, registrando una variación real anual de 20,6%. La cartera comercial, que se contrajo levemente entre mayo y junio, creció 19,9% y la cartera de vivienda con titularizaciones lo hizo a una tasa estable de 13,5% real anual. Por el lado de las cuentas pasivas se presenta un crecimiento importante de los bonos (52,9%), del crédito interbancario (41,6%) y de las captaciones, en particular de las cuentas corrientes y de ahorro (15,6% y 20%, en cada caso).