Informe sobre Inflación - Septiembre de 2004

En los últimos meses, la inflación sin alimentos, y otras medidas de inflación básica han presentado una tendencia decreciente, y a septiembre el promedio de los indicadores se encontraba en 5,4%. Al mismo tiempo, la inflación de alimentos aumentó de 6,6% a 7,2% en el último mes, en parte, afectada...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Gerencia Técnica, Uribe, José Darío, Subgerencia de Estudios Económicos, Vargas-Herrera, Hernando, Departamento de programación e inflación, Ramírez-Cortés, Juan Mauricio, Sección de Inflación, Cobo-Serna, Adolfo León, Caicedo-García, Edgar, Charry-Velásquez, Luisa Fernanda, Flórez, Luz Adriana, Reyes-González, Alejandro, Torres-Trespalacios, José Luis, Velasco-Martínez, Andrés Mauricio
Otros Autores: Alonso-Masmela, Gloria Amparo
Formato: Reporte (Report)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Banco de la República de Colombia 2004
Materias:
Acceso en línea:http://repositorio.banrep.gov.co/handle/20.500.12134/7211
Descripción
Sumario:En los últimos meses, la inflación sin alimentos, y otras medidas de inflación básica han presentado una tendencia decreciente, y a septiembre el promedio de los indicadores se encontraba en 5,4%. Al mismo tiempo, la inflación de alimentos aumentó de 6,6% a 7,2% en el último mes, en parte, afectada por el paro de transporte. Como resultado, la inflación total se mantuvo en 6,0%. La tendencia decreciente de la inflación sin alimentos, aunque afectada por algunos factores transitorios como la reducción de la inflación de algunos precios controlados, está fundamentalmente determinada por el comportamiento de los precios de los bienes transables. Esta evolución de la inflación de transables compensó el aumento de la inflación de no transables de 4,9% en junio a 5,4% en septiembre. La reducción en la inflación de transables completa ya cerca de un año y está estrechamente ligada a la apreciación del peso. Sin embargo, la disminución de esta inflación fue bastante más moderada en el último trimestre que en trimestres anteriores, pese a la mayor apreciación cambiaria. Esto puede obedecer al efecto de la inercia inflacionaria y de las expectativas sobre la inflación de los bienes transables.