El trueno: Periódico joco-serio de política y variedades

La censura de prensa fue una bandera en la Regeneración de Rafael Núñez y Miguel Antonio Caro. Bajo este orden, el periodismo se vio directamente afectado, ya que el gobierno Regenerador concedió al ejecutivo cualidades extraordinarias para controlar las publicaciones por medio de leyes como el artí...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Ardila, Angel
Otros Autores: Nariño V., Januario
Formato: Desconocido (Unknown)
Lenguaje:Desconocido (Unknown)
Materias:
Acceso en línea:http://babel.banrepcultural.org/cdm/ref/collection/p17054coll26/id/280
Descripción
Sumario:La censura de prensa fue una bandera en la Regeneración de Rafael Núñez y Miguel Antonio Caro. Bajo este orden, el periodismo se vio directamente afectado, ya que el gobierno Regenerador concedió al ejecutivo cualidades extraordinarias para controlar las publicaciones por medio de leyes como el artículo 42 de la constitución de 1886 y la “ley de los caballos” de 1888. Con el fin de legitimar las reformas, los periodistas de la época sufrieron una constante persecución política, en especial si eran considerados simpatizantes del liberalismo radical, así mismo muchas publicaciones de oposición fueron obligadas a desaparecer. Como reacción a la censura de prensa, fue común que surgieran revistas y periódicos que hacían uso de la caricatura satírica como instrumento de lucha. La tradición caricaturista venía activa desde el siglo XIX, con artistas como Alberto Urdaneta y Alfredo Greñas, sin embargo a comienzos del siglo XX, la coyuntura convulsa, marcada por la Guerra de los Mil Días, la separación de Panamá y la inestabilidad económica motivaron a una nueva generación de caricaturistas a expresar sus posiciones políticas por medio de las expresiones gráficas; entre 1909 y 1910 surgieron publicaciones, como “El zigzag”, “La revista cómica”, “El Clarín”, “Don Quijote” y “ El Trueno, periódico jocoserio de política y variedades”, dirigido por Ángel Ardila e ilustrado por el caricaturista Januario Nariño, quien en un innovadora decisión, utilizó sistemas de impresión a color en sus caricaturas.