De isleños a sanandresanos: la construcción de identidades en San Andrés Isla vista desde las novelas No Give Up, Maan! de Hazel Robinson Abrahams y Los pañamanes de Fanny Buitrago

San Andrés Isla se configura como un espacio de constante movimiento migracional que permea las construcciones identitarias. En este texto se parte de la comparación de dos constructos de identidad plasmados en dos obras escritas en la década de los 70 y publicadas en temporadas diferentes. Esta com...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Piamba Tulcán, Diva Marcela
Formato: Trabajo de grado (Bachelor Thesis)
Lenguaje:Desconocido (Unknown)
Publicado: 2016
Materias:
Acceso en línea:http://babel.banrepcultural.org/cdm/ref/collection/p17054coll23/id/791
Descripción
Sumario:San Andrés Isla se configura como un espacio de constante movimiento migracional que permea las construcciones identitarias. En este texto se parte de la comparación de dos constructos de identidad plasmados en dos obras escritas en la década de los 70 y publicadas en temporadas diferentes. Esta comparación tiene el objetivo develar cómo se reflejan estas construcciones en la literatura de y sobre las islas y cómo se relacionan con el contexto de publicación de las obras. Ellas son No Give Up, Maan! de la sanandresana Hazel Robinson Abrahams (2002) y Los pañamanes de la barranquillera Fanny Buitrago (1979). Esta investigación llega a dos conceptos propuestos desde las novelas que son la isleñidad y la sanandresidad como fuerzas políticas que permean las construcciones identitarias de los personajes: la primera en Robinson que enlaza la isla con los antepasados ingleses y africanos y el maritorio, y la segunda en Buitrago que hala la isla hacia el continente colombiano mostrando la “colombianización” como un segundo proceso colonialista. Esto se sostiene de los conceptos de Historia e historia, desde la concepción de Édouard Glissant, que influencian las obras literarias. Finalmente, este texto cuestiona la concepción de región Caribe como un espacio predeterminado y limitado a la costa continental, que aquí pasa a ser moldeado, estirado y a veces fracturado para aportar al estudio de las literaturas regionales desde el estudio de la literatura insular.