Prueba de la utilización de hidrazida maléica en el almacenamiento de cebolla en Cáqueza, Colombia.

"En el Distrito de Cáqueza, del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, se realizó un ensayo de ajuste de tecnología en el cultivo de cebolla ""Yellow Granex"", durante 1984. El objetivo principal fue prolongar el período de reposo de los bulbos cosechados, con lo cual mejor...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: López R., Luis F.
Formato: Artículo (Article)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria 1987
Materias:
J11
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/20.500.12324/901
Descripción
Sumario:"En el Distrito de Cáqueza, del Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, se realizó un ensayo de ajuste de tecnología en el cultivo de cebolla ""Yellow Granex"", durante 1984. El objetivo principal fue prolongar el período de reposo de los bulbos cosechados, con lo cual mejora la capacidad de negociación del productor frente al mercado. Para tal fin, en un cultivo de cebolla en estado de hoja doblada, y sembrado por un agricultor con la tecnología local, se aplicó hidrazida maléica, producto inhibidor de yemas conocido comercialmente como MH-30, en dosis de 0.57 y 0.94 ml/metro cuadrado y se comparó con un testigo, no tratado. Durante 91 días se tomaron pesos de cebolla sana, brotada y dañada y se calculó la pérdida de peso por transpiración. La cebolla cosechada se almacenó sobre un piso hecho en cañabrava, levantado a un metro del suelo y cubierto con techo de zinc. El resultado indicó que la dosis de 0.57 ml/m cuadrado presentó la menor cantidad de cebolla desechada por brotación de hojas y raíces, mientras que al testigo correspondió la mayor cantidad de cebolla desechada por el mismo factor. Sin embargo, los hongos Botrytis allii y Fusarium sp. causaron mayores pérdidas que la brotación. El tiempo necesario para conservar 50 por ciento de la cebolla apta para la venta fue de 62 días con la mejor dosis y de 44 días para el testigo. Esto ofrece 18 días adicionales para negociar el producto. Es conveniente señalar que para esta práctica se pueden utilizar los secaderos existentes en las fincas de los productores, con pequeñas adaptaciones. por seguridad toxicológica es preferible usar la sal potásica (Royal MH-30) a la sal dietanolamina (MH-30). No se deben utilizar para semilla los bulbos de la cebolla tratada"