Fertilización del arroz de secano en los Llanos Orientales (Resultados preliminares)

Se llevaron a cabo cinco experimentos con el objeto de estudiar Ia respuesta del arroz secano a aplicaciones de N, P y K. Dos se realizaron en suelos de sabana, pertenecientes at paisaje denominado Altillanura, los cuales se caracterizan por ser extremadamente ácidos (pH 3,9), de muy baja fertilidad...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Sanchez S., Luis F., Leal M., Darío.
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Instituto Colombiano Agropecuario 1978
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/20.500.12324/35585
Descripción
Sumario:Se llevaron a cabo cinco experimentos con el objeto de estudiar Ia respuesta del arroz secano a aplicaciones de N, P y K. Dos se realizaron en suelos de sabana, pertenecientes at paisaje denominado Altillanura, los cuales se caracterizan por ser extremadamente ácidos (pH 3,9), de muy baja fertilidad y cuyo complejo de cambio está casi totalmente saturado por aluminio. Posiblemente pertenecen a los Oxisoles. Los tres experimentos restantes se efectuaron en vegas del Ariari, uno de ellos en forma semicomercial. Estos suelos presentan un pH por encima de 5,5, sin problemas por exceso de Al, de mediana fertilidad y probablemente se pueden incluir en el orden de los Entisoles. En los experimentos de sabana se obtuvo rendimientos bastante bajos, lo cual se atribuyó en su mayor parte a Ia baja fertilidad, toxicidad del Al y at hecho de estar considerada Ia variedad IR 8 como susceptible a esos factores adversos. Los experimentos sembrados en suelos de vega produjeron mejores rendimientos. En estos suelos se encontró respuesta positiva a Ia aplicación de N y mediante análisis estadísticos se determinaron los valores de producción máxima y óptimo económico con aplicaciones de 74,83 y 68,7 kg/Ha, respectivamente. Dichas producciones fueron 6.005 y 5.995 kg de arroz paddy para la variedad CICA 8. No se encontró respuesta a P y K, posiblemente por su buen contenido en el suelo, en especial el K. La mejor forma de aplicar el N resultó ser Ia de fraccionarlo en terceras partes iguales y aplicarlas a los 30, 50 y 70 días después de Ia germinación. En las pruebas semicomerciales se encontraron notorias diferencias en La fertilidad de los suelos utilizados y el rendimiento obtenido con las variedades CICA 4 y COSTA RICA estuvo directamente relacionado con Ia fertilidad del suelo. El elemento que mayor variación presentó fue el P, ya que su contenido osciló entre 16,4 y 92,0 ppm.