Transtornos placentarios e infecciones inespecíficas del tracto genital.

Existen 2 barreras que impiden la llegada de los gérmenes al interior del tracto genital, estas son el esfinter vulvar y el cervix y en otro plano los mecanismos hormonales celulares de defensa. Los factores asociados a la presentación de problemas reproductivos incluyen las condiciones medioambient...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Gallego Marín, Manuel Isaac
Formato: Desconocido (Unknown)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: 2018
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/20.500.12324/31485
Descripción
Sumario:Existen 2 barreras que impiden la llegada de los gérmenes al interior del tracto genital, estas son el esfinter vulvar y el cervix y en otro plano los mecanismos hormonales celulares de defensa. Los factores asociados a la presentación de problemas reproductivos incluyen las condiciones medioambientales como el manejo brusco de los animales, la mala ventilación o falta de ambientes frescos en vacas no adaptadas a temperaturas extremas, suciedad: factores humorales como son la caida de niveles de progesterona e incremento de los niveles de estrógenos y a su vez mayor sensibilidad del endometrio a la acción de la oxitocina, pero cuando los niveles de progesterona no se reducen, producen una depresión de la movilidad uterina lo que trae como consecuencia una predisposición a la metritis puerperal, el aumento de estrógenos produce un aumento de la musculatura, del flujo de sangre del útero y de los mecanismos de defensa a la infección, este incremento de estrógenos seguido de un descenso rápido pueden producir una predisposición a la retención de una placenta y metritis al disminuir la actividad uterina y los mecanismos de protección, las influencias nutricionales como es la deficiencia de Ca es importante debido al papel que juega la contractibilidad uterina en el momento del parto en el cual puede alterarse debido a los altos requerimientos de éste para la producción de leche. Cuando se reducen los niveles de calcio se puede producir una atonia de la musculatura del útero lo cual se refleja en una interrupción de la involución uterina y predispone al desarrollo de la metritis.;Actualmente se ha clasificado la metritis de acuerdo al mayor o menor contenido de pus presente en el interior del útero, se clasifica también por el número de capas de fibrocitos alrededor de las glándulas uterinas siendo tipo 1 normal, tipo 2 una a tres capas, tipo 3 cuatro a cinco capas y tipo 4 seis a más capas, siendo el grado de afección reproductivo proporcional al grado de clasificación. Se describe también métodos para la toma de muestras, medidas profilácticas, terapia antimicrobiana, terapia hormonal, tratamiento preventivo y tratamiento general.