Fiebre aftosa.

Es producida por el Picornavirus aphtovirus, del cual se conocen siete serotipos y de estos sólo existen en Colombia los serotipos A y O. Este virus es inactivado con pH menor de 6.0 y mayor de 6.0 y es rápidamente destruído con la luz solar. A temperatura ambiente puede mantener su poder infectante...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Neira Rairán, L.R.
Formato: Capítulo de libro (Book Chapter)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Universidad de Antioquia 2018
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/20.500.12324/28956
Descripción
Sumario:Es producida por el Picornavirus aphtovirus, del cual se conocen siete serotipos y de estos sólo existen en Colombia los serotipos A y O. Este virus es inactivado con pH menor de 6.0 y mayor de 6.0 y es rápidamente destruído con la luz solar. A temperatura ambiente puede mantener su poder infectante por unos pocos días, refrigerado resiste varios meses y congelado puede mantenerse varios años. La infección se lleva a cabo por inhalación o ingestión y también puede resultar por contaminación de heridas de la piel u otras superficies corporales. Los síntomas son cojeras, vesículas en el dorso de la lengua, en el hocico y en las mamas, las cuales se revientan fácilmente y pueden desencadenar la formación de úlceras, salivación espumosa y en los estados iniciales los animales presentan fiebre (41 grados centígados), depresión y anorexia con pérdida de la condición física en algunas ocasiones se pueden presentar abortos. La morbilidad puede llegar a ser del 100 por ciento, con una mortalidad que en adultos no sebrepasa el 5 por ciento. En lechones la mortalidad puede ser del 50 por ciento y la muerte ocurre en forma súbita, antes de la formación de vesículas o de la presentación de las manifestaciones clínicas en los adultos. Los signos clínicos únicamente permiten establecer un diagnóstico de condición vesicular que requiere exámenes de laboratorio para confirmar o descartar fiebre aftosa. El diagnóstico de laboratorio se basa en el exámen de material fresco de las lesiones (líquido de las vesículas, epitelio lingual, gingival podal), el cual debe ser enviado en una soluciónbuferada de glicerina al 50 por ciento. La forma más práctica de controlarla es mediante la vacunación. Existen dos tipos de vacuna viva, una inactivada y la otra atenuada.;Las vacunas inactivadas son las de más amplio uso y pueden ser utilizadas hidroxisaponinadas u oleosas, estando estas últimas indicadas para reducir la frecuencia de las vacunaciones, ya que se ha encontrado una protección cercana al año