Potencia y tracción en los tractores agrícolas.

La operación de un tractor agrícola debe hacerse en la forma más eficiente posible, de suerte que una labor se ejecute en el menor tiempo, con el mínimo consumo de combustible y tratando de copar la potencia disponible del tractor. Los tractores agrícolas emplean motores de combustión interna, cuya...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Guerrero Jiménez, L., Restrepo Henao, L.A., Rincón Cárdenas, C.J., Camacho García, H.A.
Formato: Otro (Other)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Instituto Colombiano Agropecuario 2018
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/20.500.12324/23807
Descripción
Sumario:La operación de un tractor agrícola debe hacerse en la forma más eficiente posible, de suerte que una labor se ejecute en el menor tiempo, con el mínimo consumo de combustible y tratando de copar la potencia disponible del tractor. Los tractores agrícolas emplean motores de combustión interna, cuya potencia utilizan en moverse así mismos y a otras máquinas usadas en la agricultura. La potencia se transmite a las ruedas motrices, al eje del toma de fuerza (TDF) y al sistema hidráulico, aunque algunas veces se presentan pérdidas por varias razones, que reducen la potencia disponible para realizar una labor agrícola. Se utiliza la potencia disponible en el toma de fuerza para medir la capacidad de un tractor para realizar un trabajo. El objetivo básico de este capítulo es compilar algunos datos que sirvan de guía para mejorar el comportamiento de un tractor en una labor de campo. Se presentan algunas definiciones para unificar criterios y optimizar. Lograr una mayor eficiencia involucra un compromiso entre el peso del tractor y el tamaño de las llantas, la potencia del tractor y las condiciones de operación