Erosión y conservación de los suelos de ladera.

En las laderas, la conservación no es una actividad adicional sino inherente a la explotación como factor básico de productividad y como infraestructura para recibir los insumos y técnicas mejoradas. La erosión es el desprendimiento y arrastre del suelo, causado por el agua o por el viento, o su rem...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Gómez Aristizabal, A.
Formato: Otro (Other)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria 1976
Materias:
P36
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/20.500.12324/23124
Descripción
Sumario:En las laderas, la conservación no es una actividad adicional sino inherente a la explotación como factor básico de productividad y como infraestructura para recibir los insumos y técnicas mejoradas. La erosión es el desprendimiento y arrastre del suelo, causado por el agua o por el viento, o su remoción en masa. Existe erosión geológica o natural, que es el desgaste natural de la superficie de la tierra, sin intervención del hombre. Erosión acelerada o antrópica es la propiciada por el hombre al romper el equilibrio entre los suelos, la vegetación y el agua, favorecida el agua y el viento. Las prácticas de conservación son un complemento indispensable para lograr el éxito de la empresa agrícola. Entre las prácticas se encuentran culturales, mecánicas y agronómicas. De los muchos experimentos que se ha realizado la sección de conservación de suelos de Cenicafe, se concluye que la caña es un cultivo de baja agresividad por la protección que proporciona al suelo y por las pocas desyerbas que requiere. Cubre rápidamente el suelo y lo amarra muy bien. Se muestra el grado de calificación de la susceptibilidad de los suelos a la erosión