Presencia de la anemia infecciosa aviar en Colombia: casos clínicos.

La industria avícola Colombiana, con un alto agrado de desarrollo y tecnificación se ha colocado a la vanguardia del sector pecuario nacional, con alta densidad de aves alojadas, y utilización intensiva de recursos. Entre ellos se destaca la utilización de productos biológicos de diversa índole, que...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Latorre Ramírez, Sergio J., Moreno Hoyos, Omar, Peralta, Juan Pablo
Formato: Desconocido (Unknown)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria - CORPOICA 2018
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/20.500.12324/21166
Descripción
Sumario:La industria avícola Colombiana, con un alto agrado de desarrollo y tecnificación se ha colocado a la vanguardia del sector pecuario nacional, con alta densidad de aves alojadas, y utilización intensiva de recursos. Entre ellos se destaca la utilización de productos biológicos de diversa índole, que en su gran mayoría son foráneos. Esta circunstancia expone a la población avícola nacional al riesgo de introducción de agentes exóticos de enfermedad. Se requieren entonces, acciones sanitarias de monitoreo y de diagnóstico precoz de estas entidades. El presente trabajo responde a ese interés, y su objetivo fue el de corroborar las lesiones encontradas en dos casos clínicos de campo, sospechosos de anemia infecciosa aviar, y analizar estos resultados a la luz de pruebas serológicas y hematológicas. Las lesiones anatomopatológicas encontradas concordaron ampliamente con las descritas en la literatura. Las lesiones histopatológicas fueron semejantes a las de una enfermedad inmunosupresora, como en efecto lo es la anemia aviar. Por su parte, los valores promedio del hematocrito estuvieron entre 14.87 y 29.75 por ciento en siete lotes seropositivos, con el 80.92 por ciento de los animales muestreados reaccionantes. Estadísticamente no se encontró correlación entre la edad de los animales y los niveles de seropositividad. De las 20 granjas seropositivas solo dos presentaron manifestaciones clínicas con mortalidades de 26.2 por ciento y 28.42 por ciento respectivamente. Estos resultados indican que las aves se pueden infectar a cualquier edad. No todos los animales seropositivos presentan manifestaciones clínicas y se sospecha que las aves silvestres actúan como fuentes de infección en calidad de portadoras