Manejo de plagas en el cultivo del algodonero: recomendaciones para el interior.

Con base en los problemas entomológicos que registra la zona algodonera del Valle del Cauca, se recomiendan algunas prácticas de manejo, haciendo énfasis al aprovechamiento de los agentes de control biológico. En lo que respecta a los tierreros y trozadores (Spodoptera spp, Agrotis ipsilon) no const...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: García Roa, F.A.
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: ICA 1985
Materias:
H10
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/20.500.12324/20876
Descripción
Sumario:Con base en los problemas entomológicos que registra la zona algodonera del Valle del Cauca, se recomiendan algunas prácticas de manejo, haciendo énfasis al aprovechamiento de los agentes de control biológico. En lo que respecta a los tierreros y trozadores (Spodoptera spp, Agrotis ipsilon) no constituyen problema grave en el cultivo debido a la buena preparación del suelo y a la destrucción oportuna de las malezas hospederas, pero si se detectan plántulas trozadas, se recomienda la utilización de cebas. Los áfidos (Aphis gossypii) poseen un magnífico control biológico, mediante el suministro de buena humedad al suelo, los enemigos naturales se multiplican y dispersan, en tiempo seco pueden ocurrir infestaciones de áfidos y si no hay facilidades de riego y el control biológico es insuficiente, se recomienda aplicar insecticidas sistémicos en dosis muy bajas (0.05-0.1 kg/ha). La incidencia de Alabama argillacea es baja, debida al parasitismo que efectúa Trichogramma pretiosum, y la acción predatora de Polistes spp, para el manejo de este defoliador se recomienda iniciar liberaciones de T. pretiosum cuando se detecten los primeros huevos, y continuarlas semanalmente, si el tiempo es seco y se presenta una alta infestación, se procede a aplicar Bacillus thurigiensis. Para el manejo del complejo Heliothis, existe una amplia gama de enemigos naturales, además del T. pretiosum, cuyas liberaciones deben iniciarse tan pronto se observen las primeras posturas y continuarse periódicamente. Si se detecta la presencia de ácaros, se controlan químicamente. Para evitar infestaciones tempranas de Pectinophora gossypriella se recomienda destruir socas, la siembra uniforme y uso de semilla sana