Estado nutricional mineral del ganado lechero en el altiplano de Pasto, Nariño.

El objetivo del trabajo fué conocer la situación mineral en el ganado de leche, del altiplano de Nariño (Colombia). Se seleccionaron 5 fincas para realizar muestreos en suelo-planta-animal en 2 épocas del año: fin de invierno y terminación del verano. El pasto predominante fué el tetrelite (80 a 90...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Benavides C, S.E., Martínez Wilches, O.J., Laredo Covarrubias, M.A.
Formato: Artículo (Article)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria 2018
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/20.500.12324/19980
Descripción
Sumario:El objetivo del trabajo fué conocer la situación mineral en el ganado de leche, del altiplano de Nariño (Colombia). Se seleccionaron 5 fincas para realizar muestreos en suelo-planta-animal en 2 épocas del año: fin de invierno y terminación del verano. El pasto predominante fué el tetrelite (80 a 90 por ciento) se utilizaron 5 animales/finca los cuales recibieron mezcla mineral a voluntad con 8 por ciento de P. Los suelos de las 5 fincas aunque diferentes, mostraron altas concentraciones de materia orgánica y niveles de elementos minerales entre subnormales y deficitarios, especialmente en P, Cu y Zn. En invierno y verano las concentraciones promedios de proteina cruda (13.82 y 14.43 por ciento), de digestibilidad de materia seca (86.94 y 77.25 por ciento) y de fibra en detergente ácido (27.45 y 22.29 por ciento) se consideran suficientes para garantizar un buen consumo de materia seca y una producción de leche aceptable (15 lt/día en el invierno y 10 en el verano). Los elementos minerales en los forrajes presentaron grandes diferencias entre fincas y estaciones quedando dentro de los llamados niveles normales el Ca, K, Fe y Mn, dentro de los subnormales el Mn y el S y dentro de los francamente deficitarios el P, el Cu y el Zn. Los elementos analizados mostraron altas diferencias de suero entre fincas, estaciones e interacciones entre finca por época. El Ca, P y Mg superaron los niveles críticos, aunque el Cu en promedio resultó normal en el verano, pero deficiente en el invierno. El Zn alcanzó nivel normal durante las lluvias, pero fue deficiente en el verano, mostrando que las sales minerales empleadas no satisfacen las necesidades de Cu y Zn y que se exceden en Fe y Mn, los cuales pueden interferir el buen uso de los dos microelementos. El Cu fue deficiente en todas las fincas en las dos estaciones.;Al elaborar mezclas minerales para esta zona, debe incrementarse la concentración de Mg, Cu y Zn para aumentar o mantener la producción lechera sin causar problemas nutricionales a los animales