Prácticas de manejo de suelos en plantaciones de Gmelina arbórea y Pachira quinata en el Caribe

Limitantes para la producción forestal en la región Caribe están relacionadas con problemas de compactación de suelos. Practicas de manejo como sistemas de labranza y coberturas vegetales, favorecen los rendimientos de los cultivos, al mejorar estructura y aireación del suelo, sin embargo, esto ha s...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Romero Ferrer, Jorge, Zuluaga, Jhon Jairo, Berrío Guzmán, Emel, Gutiérrez Vanegas, Braulio, Roveda Hoyos, Gabriel, Ramírez Gómez, Margarita, Baquero, César, Rodríguez, Miguel, Martínez Atencia, Judith
Formato: Otro (Other)
Publicado: Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural 2010
Materias:
F07
F01
K01
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/20.500.12324/19896
Descripción
Sumario:Limitantes para la producción forestal en la región Caribe están relacionadas con problemas de compactación de suelos. Practicas de manejo como sistemas de labranza y coberturas vegetales, favorecen los rendimientos de los cultivos, al mejorar estructura y aireación del suelo, sin embargo, esto ha sido poco documentado para las especies forestales Gmelina arbórea (melina) y Pachira quinata (ceiba). El propósito de esta investigación fue evaluar el efecto de tres sistemas de labranza en combinación con dos coberturas leguminosas y un control sin cobertura, sobre el crecimiento de las dos especies forestales, en el Caribe Colombiano. Nueve tratamientos fueron establecidos en un diseño de bloques completos al azar, con arreglo de parcelas divididas, con tres repeticiones. Se realizaron mediciones de velocidad de infiltración de agua (Vi) y resistencia mecánica del suelo a la penetración (RM) antes y después de las intervenciones, periódicamente se monitorearon parámetros de crecimiento de las arbóreas como altura de plantas, diámetro de tallo, y densidad de longitud de raíces. Las propiedades del suelo mostraron tendencia a su recuperación, con relación a la condición inicial, con mayores Vi en todos los casos y menores RM del suelo en ceiba, de igual manera, hubo respuesta diferencial en el crecimiento de arbóreas, reportando alturas y diámetro de tallos superiores al 20% en melina y al 35% en ceiba, con relación al control. Estos resultados y los análisis de costos permitieron la selección de las mejores prácticas de manejo