Manejo de coberturas y abonos verdes en rotación de cultivo.

Los cultivos de cobertura y abonos verdes son de gran beneficio en el manejo de malezas, pues el espacio, luz, humedad y nutrientes que estos requieren para su desarrollo reducen el crecimiento de malezas, por otro lado cuando se siembran intercalados con cultivos anuales, funcionan como asfixiantes...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Navas Rios, G. E.
Formato: Otro (Other)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria 2004
Materias:
F07
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/20.500.12324/17312
Descripción
Sumario:Los cultivos de cobertura y abonos verdes son de gran beneficio en el manejo de malezas, pues el espacio, luz, humedad y nutrientes que estos requieren para su desarrollo reducen el crecimiento de malezas, por otro lado cuando se siembran intercalados con cultivos anuales, funcionan como asfixiantes para eliminar malezas y son de ayuda en el manejo de plagas al servir como hábitat de insectos benéficos. Las plantas leguminosas de cobertura o abonos verdes son de valor especial, debido al N que pueden aportar por medio del proceso de fijación simbiótica. Los efectos benéficos de los abonos verdes no solo afectan al valor nutricional del cultivo, sino que potencian la fertilidad global del suelo agrícola. La tres especies de plantas más utilizadas como cultivos de cobertura o abonos verdes son: leguminosas que son las más empleadas a causa de su capacidad para fijar el N atmosférico y mejora del suelo con la penetración de sus raíces., gramíneas que sembradas junto con las leguminosas forman humus estable y mejoran la superficie del suelo, y crucíferas que tienen un desarrollo rápido, utilizan mejor las reservas minerales acumulando importantes cantidades de elementos que luego serán devueltos al suelo. En la región del Ariari (Meta), en tres años de evaluación de las rotaciones de arroz y maíz con otros cultivos se observó efecto benéfico de la cobertura en la producción de grano. Las coberturas leguminosas contribuyen a reducir hasta 30 por ciento la aplicación de herbicidas comerciales en el cultivo, contribuyen a reducir los valores de la resistencia mecánica del suelo favoreciendo el crecimiento y desarrollo de los cultivos y se aumenta el contenido de materia orgánica del suelo