Manejo de malezas en el cultivo de la soya.

Las malezas interfieren con el normal desarrollo de un cultivo al liberar sustancias inhibidoras del crecimiento y/o competir con el cultivo por agua, luz y nutrientes. La soya es una planta que tiene gran habilidad competitiva con las malezas una vez que el cultivo ha desarrollado su dosel e inicia...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Bernal Riobo, J. H.
Formato: Capítulo de libro (Book Chapter)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria 2018
Materias:
L02
F01
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/20.500.12324/1665
Descripción
Sumario:Las malezas interfieren con el normal desarrollo de un cultivo al liberar sustancias inhibidoras del crecimiento y/o competir con el cultivo por agua, luz y nutrientes. La soya es una planta que tiene gran habilidad competitiva con las malezas una vez que el cultivo ha desarrollado su dosel e inicia el cierre de calles, sin embargo, las malezas que emergen desde los estados iniciales de crecimiento del cultivo ocasionan reducciones grandes en la producción. Por lo tanto la clave para lograr un manejo óptimo de las mismas consiste en controlar las arvenses desde su emergencia para darle ventaja competitiva al cultivo. El manejo integrado de malezas involucra la utilización de una serie de medidas como manejo preventivo, rotación de cultivos, prácticas culturales adecuadas, empleo de maquinaria apropiada y buen uso de herbicidas. Las medidas de manejo preventivo incluyen uso de semillas certificadas, limpieza de maquinaria y equipos, utilización de abonos orgánicos bien elaborados, evitando el movimiento de ganados de zonas infestadas a zonas limpias y erradicación manual de cualquier brote de malezas. Las prácticas culturales se refieren a todas las prácticas agronómicas que incentivan la germinación, emergencia, y cierre rápido de calles. La rotación de cultivos varía el ambiente en el cual compiten las malezas eliminando algunas y disminuyendo la dominancia de otras. El manejo mecánico busca controlar un problema de malezas ya establecido y se basa en la eliminación de éstas por métodos manuales o con implementos mecánicos. En el manejo químico, cuando los herbicidas son utilizados apropiadamente, se constituyen en un método seguro y efectivo para el control de malezas, este método de control debe considerar tres aspectos básicos: la época de aplicación (presiembra, preemergencia o posemergencia), la selección de los herbicidas y los métodos de aplicación