Establecimiento y manejo de praderas.

Para seleccionar el sitio de siembra se deben tener en cuenta factores como la disponibilidad de agua, infraestructura en vías, corrales y cercas, la historia del lote para predecir los problemas potenciales de plagas y malezas. Las especies a sembrar se seleccionan teniendo en cuenta las condicione...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Rincón Castillo, A.
Formato: Otro (Other)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria 1974
Materias:
F01
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/20.500.12324/16150
Descripción
Sumario:Para seleccionar el sitio de siembra se deben tener en cuenta factores como la disponibilidad de agua, infraestructura en vías, corrales y cercas, la historia del lote para predecir los problemas potenciales de plagas y malezas. Las especies a sembrar se seleccionan teniendo en cuenta las condiciones de clima y suelo y los problemas que pueden exitir en el sitio. Se recomienda iniciar la preparación del suelo a finales de la época de lluvias, lo que permite controlar hormigas y proporcionar descomposición del material vegetal y mineralización de nutrientes. Cuando las gramineas son de buena calidad se siembran de 2 a 3 kilos/ha, tambien pueden establecerse con material vegetativo. En el caso de las leguminosas la cantidad de semilla depende del tamaño de la misma. Los pastos adaptados a nuestras condiciones de clima y suelo presentan buena respuesta a aplicación de N, P, Ca, K, Mg y S. Las semillas de leguminosas deben inocularse con la cepa apropiada de Rhizobium poco antes de la siembra. Cuando se presentan fallas de establecimiento debe hacerse resiembra en las áreas mal establecidas. Las malezas afectan la productividad de las praderas debido a que reducen el rendimiento y calidad de los pastos. La plaga más importante que se presenta en el período de establecimiento es la hormiga