Alimentación y manejo de novillas para leche.

Del buen manejo de las novillas depende en gran parte el progreso de una explotación ganadera, ya que éstas van a servir como reemplazo de aquellos animales que por edad, problemas reproductivos o planes de selección deben ser retirados de las fincas. Con buenas pasturas y una cantidad racional de c...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Zapata Arbeláez, J.O.
Formato: Otro (Other)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Instituto Colombiano Agropecuario 2018
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/20.500.12324/15715
Descripción
Sumario:Del buen manejo de las novillas depende en gran parte el progreso de una explotación ganadera, ya que éstas van a servir como reemplazo de aquellos animales que por edad, problemas reproductivos o planes de selección deben ser retirados de las fincas. Con buenas pasturas y una cantidad racional de concentrado, se pueden obtener desarrollos adecuados para efectuar el primer servicio a una edad de 16 a 18 meses con un promedio de pesos de 350 a 360 kg. Cuando el animal, tiene el parto a una edad temprana (24 a 27 meses), la novilla no ha alcanzado su pleno desarrollo ni su máxima capacidad productiva, por lo cual debe recibir un mínimo de 15 por ciento más de nutrientes si se compara con un animal adulto. Como regla general adicione un 20 por ciento más en los requerimientos para la primera lactancia, y 10 por ciento más para la segunda lactancia. El costo creciente de las materias primas desestimula el ofrecimiento de este suplemento en las novillas, por lo cual diferentes elementos considerados como subproductos han sido usados para el reemplazo parcial o total del suplemento logrando una marcada disminución de costos durante la etapa de levante. Para cubrir las demandas nutritivas para las diferentes funciones de un animal en crecimiento, es indispensable ofrecer suficiente cantidad de proteína, energía, minerales y vitaminas que permitan al organismo mantener un completo equilibrio durante el desarrollo acelerado