Enterotoxemia de los equinos.

La enterotoxemia de los equinos es la causa más importante de morbilidad en equinos, mulares y asnales de varias regiones de Colombia ubicadas por debajo de los 1.200 m.s.n.m. El objetivo principal del boletín es entregar una guía de utilidad práctica para el conocimiento de la enfermedad y sus posi...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Rodríguez Martínez, G., Orrego Uribe, A., González Charry, H.E.
Formato: Otro (Other)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Instituto Colombiano Agropecuario 1980
Materias:
L74
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/20.500.12324/13941
Descripción
Sumario:La enterotoxemia de los equinos es la causa más importante de morbilidad en equinos, mulares y asnales de varias regiones de Colombia ubicadas por debajo de los 1.200 m.s.n.m. El objetivo principal del boletín es entregar una guía de utilidad práctica para el conocimiento de la enfermedad y sus posibles formas de prevención y control. En Colombia, en 1971, se obtuvo el diagnóstico de la enterotoxemia, atribuyendo la etiología de la enfermedad a un agente causal determinado, el Clostridium perfringens tipo A, el cual se encuentra asociado a la gangrena gaseosa donde produce enzimas proteolíticas que contribuyen a la diseminación de la enfermedad. Se señala la morfología y tinción del C. perfringens, y se describen los requerimientos y características del cultivo, las propiedades bioquímicas y los tipos toxigénicos del C. perfringens. El caballo, por la disposición de su intestino está predispuesto a padecer cólicos de diferentes tipos, varios de los cuales pueden conducir a espasmos y atonía de la última porción del ileón, lo cual crea la anaerobiosis del ciego con la multiplicación del C. perfringens. La enfermedad es más frecuente en animales adultos, en particular en los mayores de 3 años. El curso de la enfermedad varía entre 4 horas y 6 días, un animal que pasa del cuarto día de la enfermedad, generalmente se recupera. Los animales afectados presentan hipotermia, temblores musculares incoordinados, sudoración copiosa, movimientos disneicos acompañados de bradipnea, pulso acelerado y mucosas cianóticas y congestionadas. Se señalan la orientación del tratamiento clínico y métodos de prevención y control de la enfermedad