Costo de los insumos y crédito pecuario.

En Colombia, los altos promedios de producción alcanzados en la agricultura moderna, implican una mayor utilización de los insumos para el uso rentable del suelo, por lo que su participación en los costos totales de producción representa un porcentaje apreciable de los mismos, siendo del 48 por cien...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Urrego Martínez, J.G.
Formato: Otro (Other)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Instituto Colombiano Agropecuario 2018
Materias:
E16
L01
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/20.500.12324/13874
Descripción
Sumario:En Colombia, los altos promedios de producción alcanzados en la agricultura moderna, implican una mayor utilización de los insumos para el uso rentable del suelo, por lo que su participación en los costos totales de producción representa un porcentaje apreciable de los mismos, siendo del 48 por ciento en promedio, sin considerar la recolección mecanizada que en cultivos como el arroz alcanza el 13 por ciento de los costos. Los cultivadores de algodón gastan el 13.5 por ciento de sus costos en plaguicidas, la cifra más alta en relación con los demás cultivos, cuyo promedio es del 3.2 por ciento. El arroz riego y secano requieren en promedio el 10 por ciento de sus costos para la aplicación de herbicidas, unas 3 veces más que el promedio de los otros cultivos. Se observa una relativa estabilidad en la participación del sector agropecuario en la cartera total de los bancos y la Caja Agraria, encontrándose que los préstamos agropecuarios vigentes para 1958 eran del 38.9 por ciento y del 39.87 por ciento en 1970. Tres regiones (Distrito Especial, Valle del Cauca y Antioquia) absorbieron alrededor de la mitad del crédito entre 1966 y 1970, en tanto que Chocó, Guajira y Nariño apenas si pasan del 1 por ciento del total. El algodón y el arroz han recibido el 72 por ciento de los préstamos del Fondo Financiero Agropecuario, mientras que otros cultivos han recibido porcentajes muy bajos, como el fríjol (0.9 por ciento), ajonjolí (0.8 por ciento) y trigo (1.6 por ciento). Según la Asociación Bancaria, para el período 1966-1970, tomado el conjunto del sector agropecuario nacional, el crédito ha variado en un 79 por ciento y la producción sólo en un 55 por ciento, de lo anterior se desprende que los resultados del crédito para el sector no son muy satisfactorios