Eficacia del derecho de petición y su relación con el principio de oportunidad y buena fé

El Derecho de petición es una de las más importantes garantías de los derechos fundamentales. Ese “limite del límite”1, que es difícil de establecer de manera indeterminada, se muestra no solo como portada al legislador sino también en las instancias judiciales. El derecho de petición, se cumple co...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Daza Hernández, Lissete Carolina
Otros Autores: Bolívar Mojica, Eyder
Formato: Trabajo de grado (Bachelor Thesis)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Universidad Santo Tomás 2017
Materias:
Descripción
Sumario:El Derecho de petición es una de las más importantes garantías de los derechos fundamentales. Ese “limite del límite”1, que es difícil de establecer de manera indeterminada, se muestra no solo como portada al legislador sino también en las instancias judiciales. El derecho de petición, se cumple con la respuesta de la diligencia interna que es necesaria seguir. Casi que es un antecedente irrelevante para el interesado, sobre todo si se compone en una negativa a su petición. La garantía a la que nos referimos se satisface solo con la contestación. Las evasivas, las demoras, los desordenes, escapan al contenido señalado en el artículo 23 de la Constitución Política. Este derecho fundamental solo tiene la condición de respuesta, aquello que resuelve, que consuma, que asevera una realidad, que compensa una inquietud, que ofrece convicción al interesado.