Protocolización del silencio administrativo positivo

La protocolización del silencio administrativo positivo se configura legalmente como la ratificación de la aceptación de la reclamación, con la cual el titular de sus efectos puede acceder a que se le cumplan las pretensiones de la petición que constituyo el silencio administrativo. Hecho que es ign...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: González Vargas, Nidia Elizabeth
Otros Autores: Malagón Rubio, Laura Milena
Formato: Trabajo de grado (Bachelor Thesis)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Universidad Santo Tomás 2018
Materias:
Descripción
Sumario:La protocolización del silencio administrativo positivo se configura legalmente como la ratificación de la aceptación de la reclamación, con la cual el titular de sus efectos puede acceder a que se le cumplan las pretensiones de la petición que constituyo el silencio administrativo. Hecho que es ignorado la mayoría de las veces por el peticionario, pudiendo dirimirse definitivamente (y en este caso) una solicitud pensional, y que aunque es susceptible de revocatoria, se observa dentro del ordenamiento jurídico y el artículo 85 de la Ley 1437 de 2011 (…) exige las copias auténticas. Los efectos son legales de la decisión favorable que se pidió, y es deber de todas las personas y autoridades reconocerla así. Por su parte, la protocolización para el SAP se realiza por medio de una escritura pública firmada y autenticada por un notario, este debe incluir como anexo la prueba del recibo de la petición con la fecha y una declaración jurada donde se asegure que no se ha recibido notificación de una resolución por parte de la entidad, según la corte constitucional el silencio administrativo positivo es el medio idóneo para garantizar los derechos fundamentales de los ciudadanos y la pronta resolución a las peticiones que realicen a las entidades públicas, pero también resalta que si no se da la protocolización no podrá ejercer efectos así se haya configurado el hecho.