Tendencia Económica. No. 201

El 22 de octubre de 2019 el Ministerio de Minas y Energía llevó a cabo la subasta de energías renovables con el fin de acercar a los generadores y comercializadores de energía eléctrica. En la subasta participaron exclusivamente proyectos nuevos de generación de energía renovable a partir de fuentes...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Fedesarrollo
Otros Autores: Mejía, Luis F.
Publicado: 2020
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11445/3883
Descripción
Sumario:El 22 de octubre de 2019 el Ministerio de Minas y Energía llevó a cabo la subasta de energías renovables con el fin de acercar a los generadores y comercializadores de energía eléctrica. En la subasta participaron exclusivamente proyectos nuevos de generación de energía renovable a partir de fuentes no convencionales y adjudicó una capacidad total de 1.298,9 megavatios (MW) a un precio promedio de COP95/kWh. La subasta resultó ser un éxito pues el Gobierno esperaba generar 1.500 megavatios de energías renovables durante el cuatrienio. A partir de lo anterior, el objetivo de este artículo Editorial es analizar el mecanismo de la subasta y los resultados de la misma, que desde Fedesarrollo consideramos acertados. En lo corrido de 2019, la FBKF se ha expandido a un ritmo del 4,6% real anual y ha sido uno de los componentes que más han contribuido al fortalecimiento de la demanda interna y del Producto Interno Bruto (PIB). Este resultado ha sido consistente con el desempeño reciente de algunos indicadores como los pagos en obras civiles, la importación de maquinaria y equipo (este último a su vez favorecido por la recientemente declarada inexequible Ley de Financiamiento), y el comportamiento reciente del PIB de obras civiles por el lado de la oferta. Teniendo en cuenta lo anterior, este artículo de Actualidad tiene por objeto describir el comportamiento reciente de la inversión, y mencionar los canales que han fortalecido el dinamismo de este componente por el lado del gasto. Reiteramos la importancia de aumentar el nivel de inversión como porcentaje del PIB con el propósito de aumentar los niveles de productividad, aumentar la acumulación de capital y por ende, elevar el ritmo de crecimiento potencial de la economía colombiana.