Eliciting women’s willingness to take a job: evidence from displaced and extremely poor women in Cali, Colombia

Este documento presenta un experimento de laboratorio sobre las preferencias de mujeres desplazadas por la violencia y en condición de extrema pobreza, residentes en Cali, Colombia, en el mercado laboral formal e informal. En este experimento se obtienen las decisiones que estas mujeres toman respec...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Martínez-Restrepo, Susana, Mejía, Juan C., Enríquez, Erika
Publicado: 2018
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11445/3532
Descripción
Sumario:Este documento presenta un experimento de laboratorio sobre las preferencias de mujeres desplazadas por la violencia y en condición de extrema pobreza, residentes en Cali, Colombia, en el mercado laboral formal e informal. En este experimento se obtienen las decisiones que estas mujeres toman respecto al ingreso constante diario, obtenido de trabajar en casa en un negocio pequeño y de baja productividad (como cocinar o coser), contra la opción de aumentar su ingreso diario trabajando fuera de casa, como empleados. El salario elegido está sujeto al número de horas lejos de casa, el precio del transporte y el costo del cuidado de los niños y/o adolecentes, y adicionalmente de si el empleo es formal o informal. Un total de 225 mujeres participaron en este experimento. Para obtener las negociaciones sobre las opciones de trabajo al interior de los hogares, el grupo de tratamiento estaba compuesto por mujeres casadas con sus esposos presentes en el experimento, y un grupo de control conformado por mujeres casadas sin que sus esposos estuvieran presentes. Se invitaron parejas para negociar en diferentes escenarios. Los resultados muestran que no hay diferencias significativas entre los grupos de tratamiento y de control, en el caso de los empleos informales. Mujeres teniendo a sus esposos presentes eran menos propensas a aceptar empleos con un menor salario en el sector formal, y más propensas a quedarse en casa, que sus contrapartes que no tenían a sus maridos presentes. Las preferencias de trabajo también varían de acuerdo a los costos del cuidado y del número de hijos menores a los 18 años.