Prospectiva Económica. Octubre de 2017

El estado actual de la economía: repunte tardío y señales mixtas. Dado el crecimiento del primer semestre, revisamos a la baja el pronóstico de crecimiento de 2017 desde 2,0% hasta 1,7%, por el bajo desempeño de sectores como minería, construcción e industria. Sin embargo, esperamos que en el segu...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Fedesarrollo
Otros Autores: Villar, Leonardo
Publicado: 2017
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11445/3471
Descripción
Sumario:El estado actual de la economía: repunte tardío y señales mixtas. Dado el crecimiento del primer semestre, revisamos a la baja el pronóstico de crecimiento de 2017 desde 2,0% hasta 1,7%, por el bajo desempeño de sectores como minería, construcción e industria. Sin embargo, esperamos que en el segundo semestre la demanda interna se recupere y que en 2018 la economía crezca 2,4%. Para el mediano plazo, estimamos una recuperación gradual del crecimiento, que en el escenario base alcanzaría 3,1% en 2021.Sector Externo: las exportaciones y las importaciones continuaron creciendo en el segundo trimestre. La corrección del desbalance de la cuenta corriente en el primer semestre estuvo respaldada por el comportamiento favorable de la balanza comercial, con un crecimiento mayor en exportaciones que en importaciones, y por el aumento de las transferencias corrientes. Esperamos que el déficit externo en 2017 se ubique en 3,8% del PIB. Para el mediano plazo, proyectamos un déficit reduciéndose hasta niveles de 3,3% del PIB en el año 2021 en nuestro escenario base. Política Fiscal: recaudo tributario podría implicar necesidad de ajustes adicionales en el gasto. La dinámica tributaria en lo corrido del año ha sido débil y al analizar las cifras históricas es posible afirmar que el gobierno difícilmente alcanzará la meta de recaudo establecida para este año. Bajo este contexto, la política fiscal es particularmente retadora en el mediano plazo y requerirá de ajustes importantes, especialmente a partir de 2019 cuando está previsto que desaparezca la sobre tasa del impuesto de renta corporativa. Política monetaria y variables financieras: presiones inflacionarias retornan temporalmente en el segundo semestre. En septiembre, la inflación rebotó y se ubicó en 3,97%. Dicho incremento ha estado explicado en mayor medida por el cambio de tendencia en los precios de los alimentos, y en menor medida por aumentos temporales en los precios de los regulados. En los meses siguientes esperamos que la inflación anual continúe subiendo hasta ubicarse en 4,2% a final de año. En este contexto, esperamos que el Banco de la Republica mantenga inalterada la tasa de intervención en 5,25% al cierre de 2017. Para 2018 proyectamos una inflación de 3,5% y una tasa repo de 4,5%. Economía Regional: las tendencias de crecimiento en las regiones no cambian, los retos continúan. Como lo discutimos en la edición pasada de Prospectiva, en el año 2016 el crecimiento regional fue heterogéneo, tendencia que ha continuado a lo largo de 2017. En particular, el Caribe mantiene una dinámica económica relativamente buena, al igual que la región de Cali y Valle del Cauca. Por el contrario, los Santanderes y el Centro se destacan por su baja actividad económica, mientras, Medellín y Antioquia muestran señales de debilitamiento en sectores como el industrial y el de construcción residencial.