Informe Mensual del Mercado Laboral. Julio 2017

Actualmente la decisión de las personas de trabajar en una empresa o en otra no está determinada exclusivamente por el incentivo monetario sino también por las prestaciones no económicas. De hecho, los trabajadores cada vez estiman más aspectos, tales como la posibilidad de pasar tiempo con su famil...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Fedesarrollo
Otros Autores: Villar, Leonardo
Publicado: 2017
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11445/3439
Descripción
Sumario:Actualmente la decisión de las personas de trabajar en una empresa o en otra no está determinada exclusivamente por el incentivo monetario sino también por las prestaciones no económicas. De hecho, los trabajadores cada vez estiman más aspectos, tales como la posibilidad de pasar tiempo con su familia y desarrollar sus gustos personales. En una encuesta de Glassdoor se encuentra que el 79% de los empleados de Estados Unidos reportan su preferencia por beneficios nuevos o adicionales en lugar de un aumento en su salario monetario. Como resultado, las nuevas tendencias organizacionales están propendiendo por un esquema laboral que incluya beneficios no monetarios para los empleados, con el fin de conciliar la vida laboral con la personal. Dichas prestaciones no económicas se han denominado salario emocional y abarcan políticas como la flexibilidad del horario y el teletrabajo, entre otras. La implementación de esas medidas ha tenido impactos positivos en las empresas. De acuerdo con un estudio del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca (2014), los empleadores que han adoptado prácticas de trabajo flexible mencionan una serie de beneficios económicos como la reducción del ausentismo y la rotación de los trabajadores, así como mejoras en su capacidad para atraer y retener a los empleados, que en última instancia se traducen en una mayor productividad. No obstante, la aplicación del trabajo flexible no es viable en algunos sectores económicos por su naturaleza intrínseca y en ocasiones existe también una percepción desfavorable por parte de los trabajadores en términos del efecto negativo sobre las probabilidades de ascenso. El objetivo de este Editorial es analizar el concepto de salario emocional y sus posibles efectos en el mercado laboral. Adicionalmente, se realiza un recuento de la implementación de algunas de estas prácticas en el país.