Análisis del funcionamiento del monopolio de los licores en el Huila y diseño de una propuesta para mejorar su gestión

Las rentas provenientes de las bebidas alcohólicas (cervezas, vinos, aperitivos y licores) son una de las principales fuentes de ingresos de los departamentos en Colombia. En algunos casos, estos ingresos representan más del 50% de los ingresos corrientes, sin embargo, éstos han venido perdiendo imp...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Zapata, Juan G., Sabogal, Adriana
Otros Autores: Rodríguez, Germán
Publicado: 2015
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11445/320
Descripción
Sumario:Las rentas provenientes de las bebidas alcohólicas (cervezas, vinos, aperitivos y licores) son una de las principales fuentes de ingresos de los departamentos en Colombia. En algunos casos, estos ingresos representan más del 50% de los ingresos corrientes, sin embargo, éstos han venido perdiendo importancia con respecto al peso que éstos tenían a mediados de la década de los años noventa. Las razones de esta disminución son múltiples, pero se pueden mencionar las tres más importantes. En primer lugar, existe una mayor competencia para los licores de producción nacional, dado el aumento del consumo de los licores importados y su mayor diversidad. Segundo, los cada vez peores resultados de las empresas licoreras departamentales. En el momento sólo 6 empresas públicas departamentales o licoreras envasan aguardiente, ron y algunos aperitivos, en tanto que las demás fueron cerradas, y los departamentos afectados atienden sus mercados con licores que se producen por maquila o concesión con empresas privadas o públicas. Tercero, se ha observado un incremento importante del mercado ilegal de bebidas alcohólicas en los últimos años. La adulteración, la falsificación y el contrabando 2 afectan de manera directa los ingresos de los departamentos por consumo de licores, pues los criminales dedicados a estas actividades se apropian de los impuestos que deberían llegar a las arcas regionales. En este sentido, Zapata et al. (2012) encontraron que en Colombia la adulteración y falsificación de bebidas alcohólicas representa cerca de 11% del mercado nacional y tiene un costo fiscal elevado.