Empresas públicas ¿Dónde está el problema?

"Es frecuente en Colombia escuchar opiniones muy críticas sobre las Empresas Públicas. Ellas señalan supuestas ineficiencias por parte de la Administración Pública en general, o bien que las Empresas constituyen imperios autónomos sin control por parte del Gobierno Central o bien la existencia...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Perry, Guillermo
Publicado: 2015
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11445/2594
Descripción
Sumario:"Es frecuente en Colombia escuchar opiniones muy críticas sobre las Empresas Públicas. Ellas señalan supuestas ineficiencias por parte de la Administración Pública en general, o bien que las Empresas constituyen imperios autónomos sin control por parte del Gobierno Central o bien la existencia de una voracidad burocrática y sindical que consume cualesquiera recursos destinados a/o generados por dichas Empresas. Si bien puede haber algo de cierto en estas críticas, un examen de varios ejemplos de empresas públicas en Colombia, cuya síntesis se presentará a continuación, sugiere que el origen principal de los desaciertos en su manejo procede más del hecho de que el Gobierno Central no ha sido capaz de formularles objetivos y metas concretas, ni de desarrollar criterios de evaluación gerencial adecuados a tales objetivos ni proveerlas con señales de precios apropiados a tales fines. Este problema, por demás, está íntimamente vinculado con la prioridad que en la segunda mitad de la década de los años 70 vinieron a obtener las metas de estabilidad sobre las de desarrollo económico. Para los Ministros de Hacienda y las autoridades monetarias, que son las que han manejado la política económica de los últimos gobiernos, una empresa pública con "problemas" ha sido aquella que utiliza cupos de redescuento del Banco de la República o aportes presupuestales de la Nación. Estos criterios de evaluación se refuerzan por el hecho de que los gerentes de las empresas públicas con frecuencia provienen del sector privado y de que los gremios privados tienen asiento en las juntas directivas de las empresas, con lo cual la actitud de unos y otros es simplemente la de mejorar su balance financiero sin suficientes consideraciones de otros objetivos. "