Coyuntura Económica en 1990

"Con la aplicación del "Plan de Emergencia Nacional", cuyos lineamientos fundamentales permanecen vigentes, la coyuntura ecuatoriana se ha caracterizado en los dos últimos años por la continuidad de las políticas macroeconómicas, la ausencia de estallidos sociales graves y una prudent...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Mancero, Alfredo
Publicado: 2015
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11445/2376
Descripción
Sumario:"Con la aplicación del "Plan de Emergencia Nacional", cuyos lineamientos fundamentales permanecen vigentes, la coyuntura ecuatoriana se ha caracterizado en los dos últimos años por la continuidad de las políticas macroeconómicas, la ausencia de estallidos sociales graves y una prudente actitud de las autoridades en procura de conciliar intereses económicos divergentes. Mientras tanto, se ha llevado adelante un amplio programa de reformas institucionales en materia fiscal, financiera y laboral. Indudablemente, el gradualismo de este programa ortodoxo no ha logrado superar aún los desequilibrios externos e internos de la economía nacional, pero ha enervado la beligerancia de los grupos de presión respecto del as políticas estatales. Entre las reformas institucionales, se han puesto en marcha los programas de reforma tributaria y arancelaria, en vigencia desde enero y junio de 1990, respectivamente. El proyecto de Ley de Mercado de Valores sometido a debate nacional en abril de 1990, apunta a la captación de todas las formas de ahorro existentes y a la formación de un mercado financiero transparente y competitivo, mediante la creación de instituciones como las compañías de capital abierto, la oferta pública de valores y las Administradoras de Fondos de Reserva y Capitalización, hasta ahora desconocidas en el país. En el ámbito laboral, la Ley 90 (3 de agosto de 1990) ha introducido reformas al Código del Trabajo y a la Ley Orgánica de Aduanas con el objeto de autorizar el régimen de producción por encargo ("maquila"), definido como la "transformación de bienes en internación temporal para ser reexportados", y la contratación laboral a tiempo parcial, destinados ambos a solucionar el desempleo, estimular el aprovechamiento de la capacidad instalada ociosa y atraer inversiones extranjeras."