Las economías latinoamericanas 1989 - 1990

"El análisis de la actual situación y perspectivas socio económicos de lo mayoría de los países latinoamericanos arroja un balance poco satisfactorio. Muestra que los esfuerzos de ajuste macroeconómico realizados a raíz de la llamada "crisis de la deuda" a mediados de los ochenta no f...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Correa, Patricia, Fuentes, Alfredo
Publicado: 2015
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11445/2370
Descripción
Sumario:"El análisis de la actual situación y perspectivas socio económicos de lo mayoría de los países latinoamericanos arroja un balance poco satisfactorio. Muestra que los esfuerzos de ajuste macroeconómico realizados a raíz de la llamada "crisis de la deuda" a mediados de los ochenta no fueron suficientes para lograr una recuperación firme y sostenida del crecimiento. Tampoco consiguieron eliminar el principal factor desestabilizador de sus economías: la presencia, o amenaza permanente, de la aceleración inflacionaria. Las estadísticas más recientes ofrecen evidencia contundente de lo anterior. En 1988 y 1989, respectivamente, Latinoamérica en su conjunto tuvo un escaso crecimiento real, frente a un crecimiento de la economía mundial en los mismos años. Aunque existen diferencias significativas entre los resultados y procesos vividos por cada una de las economías de la región, la historia económica de la última década muestra que hay patrones de comportamiento que se repiten en casi todo Latinoamérica. Los países objeto de análisis de esta revista son bastante heterogéneos, han ensayado diferentes planes de estabilización y se encuentran en etapas diferentes del proceso de ajuste estructural. Algunos de ellos, como Argentina, Perú y Brasil ni siquiera han alcanzado el requisito mínimo de garantizar un grado aceptable de estabilidad macroeconómica. Otros como Ecuador, Colombia y Venezuela, ya lograron disminuir sus desequilibrios fiscales en forma significativa y acaban de iniciar reformas de tipo estructural (A, B y C) en sus economías. Finalmente, Bolivia, México y Chile se podrían clasificar como economías en una etapa más avanzada del proceso de ajuste estructural. "