Evolución y perspectivas de la economía ecuatoriana en 1992

"El 10 de Agosto de este año, en Ecuador se efectuó el cambio de gobierno del período 1988-1992 que fue presidido por el socialdemócrata Rodrigo Borja, a quien le sucedió el derechista Sixto Durán Ballén. Dentro de los múltiples problemas que afronta el nuevo gobierno en cuanto al desenvolvimie...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: García, Roberto, Uquillas, Emilio
Publicado: 2015
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11445/2312
Descripción
Sumario:"El 10 de Agosto de este año, en Ecuador se efectuó el cambio de gobierno del período 1988-1992 que fue presidido por el socialdemócrata Rodrigo Borja, a quien le sucedió el derechista Sixto Durán Ballén. Dentro de los múltiples problemas que afronta el nuevo gobierno en cuanto al desenvolvimiento de la economía está el elevado déficit fiscal, que ha constituido la causa principal del proceso inflacionario que actualmente bordea el 50%. El déficit fiscal que se podría alcanzar en este año asciende al 7.1% del PIB, debido a la reducción de los ingresos petroleros por la suspensión del incremento mensual en los derivados de consumo interno. El crecimiento de la economía esperado para 1992 se estima que sea del 4.1%, tasa similar a la de 1991, año en el cual creció sustancialmente la agricultura de exportación y se recuperó la inversión. En el comercio exterior, tanto las exportaciones como las importaciones durante el primer semestre del año, crecieron en el 8.7%, dejando como resultado un saldo comercial positivo de US$373 millones, el que representa un 50% del saldo estimado para fines de año, pero que ser insuficiente para financiar los egresos de divisas. El crecimiento de los agregados monetarios ha alcanzado tasas que se ubican alrededor del 50% anual, situación que ha marcado el comportamiento de la inflación. No obstante, las expectativas de una devaluación del tipo de cambio por parte del nuevo equipo económico, provocaron en las últimas semanas un aumento en la demanda de divisas para importaciones que generaron cierta iliquidez en el mercado monetario."