Efectos económicos en la Argentina del movimiento internacional de capitales

"Me quiero referir brevemente a la experiencia argentina en materia de movimientos internacionales de capitales. Nosotros hemos tenido, como país emergente, un gran ingreso de capitales, producto de la globalización de la economía, del mundo, y también como consecuencia de la abundancia de capi...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: García, Enrique
Publicado: 2015
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11445/2256
Descripción
Sumario:"Me quiero referir brevemente a la experiencia argentina en materia de movimientos internacionales de capitales. Nosotros hemos tenido, como país emergente, un gran ingreso de capitales, producto de la globalización de la economía, del mundo, y también como consecuencia de la abundancia de capitales, esta vez debido a la recesión que han experimentado los países industriales en los últimos años y las bajas de tasas de interés prevalecientes es esas economías, consecuencia precisamente de esa situación. Con las bajas tasas se trata de incentivar a esas economías, algunas de las cuales están ya saliendo de una recesión que duró bastante tiempo. Al final del decenio de los setenta, en la Argentina también se produjo un proceso de alguna manera semejante. Hubo una gran afluencia de capitales, a tal punto que a mediados de 1979 las reservas eran el doble de las importaciones anuales, relación a la que hemos llegado en la actualidad. Desde hace unos años en el país hay deficientes estadísticas en materia cambiaría. Se trata de un sistema cambiario sumamente liberal, que no provee de información en cuanto a la entrada y salida de capitales. Los capitales ingresados, en gran medida, en este momento están en colocaciones a corto plazo, con altos rendimientos. Deseo referirme brevemente a los efectos que ha tenido este ingreso de capitales en el país. Veamos ahora el efecto del ingreso de capitales sobre el sector externo. Evidentemente la moneda argentina se encuentra sobrevaluada. La Argentina no es un país que se caracterice por tener un comercio exterior importante, por el contrario nuestra economía está excesivamente cerrada."