Coyuntura Económica. Marzo 1999. Volumen XXIX. No. 1

"El ritmo del crecimiento de la economía colombiana se redujo en 1996 y 1997 a la mitad del promedio histórico, y la tasa fue muy baja en 1998 (0,6%). Las proyecciones de Fedesarrollo señalan que la economía crecerá 0,8% este año, mientras otros analistas estiman un crecimiento nulo o incluso n...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Otros Autores: Fedesarrollo
Publicado: 2015
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11445/2047
Descripción
Sumario:"El ritmo del crecimiento de la economía colombiana se redujo en 1996 y 1997 a la mitad del promedio histórico, y la tasa fue muy baja en 1998 (0,6%). Las proyecciones de Fedesarrollo señalan que la economía crecerá 0,8% este año, mientras otros analistas estiman un crecimiento nulo o incluso negativo, el primer semestre será muy malo y, la discusión actual se orienta al examen de las posibilidades de reactivación para el segundo semestre. Los resultados de la Encuesta de Opinión Empresarial en las áreas de producción e inversión, son los peores obtenidos en esta década, tanto sobre la situación actual como en materia de expectativas. Pero a diferencia de la mayoría de los vecinos, Colombia tiene dos "debilidades" especiales. En primer lugar, nuestra crisis de crecimiento comenzó en 1996, dos años antes que en el resto de América Latina. En segundo lugar, nos enfrentamos a la actual crisis internacional con la economía más "descuadernada" del continente, haciéndonos vulnerables a los vaivenes de los flujos de capital internacionales que castigan sin compasión el mal manejo macroeconómico y los desequilibrios. Una de las pocas políticas de reactivación disponibles propuestas por Fedesarrollo para el corto plazo es devaluar la tasa de cambio nominal siempre y cuando sea parte de un paquete de medidas fiscales altamente contraccionista. La situación fiscal es ciertamente traumática, no sólo por los desequilibrios actuales, sino también por los desequilibrios futuros. Un estudio reciente de Fedesarrollo prevé que con recortes importantes en el frente fiscal, el déficit del sector público consolidado regresará a niveles de 4% o 5% del PIB a partir del año 2005. "