Coyuntura Económica. Diciembre 1981. Volumen XI. No. 4

"La situación económica no se ha modificado con relación a las entregas anteriores de Coyuntura Económica y las perspectivas, a juzgar por los indicadores disponibles, no parecen señalar un cambio. La producción industrial el área sembrada, el área construida y las exportaciones menores y de se...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Otros Autores: Fedesarrollo
Publicado: 2015
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11445/1974
Descripción
Sumario:"La situación económica no se ha modificado con relación a las entregas anteriores de Coyuntura Económica y las perspectivas, a juzgar por los indicadores disponibles, no parecen señalar un cambio. La producción industrial el área sembrada, el área construida y las exportaciones menores y de servicios no muestran prácticamente ningún crecimiento con relación a los dos años anteriores. Se observa una evolución satisfactoria en petróleo cuya producción crecerá 5% y en el gasto público que supera en varios puntos la inflación. La economía se enfrenta a una situación de estancamiento que se ha prolongado demasiado y está creando fuerzas que tienden a perpetuarla. La Encuesta de Opinión Empresarial de Fedesarrollo registra en los indicadores un ambiente general de pesimismo sobre las posibilidades futuras de expansión de la industria. No se puede desconocer la actitud abierta del gobierno para escuchar opiniones de los distintos grupos de la población. En varias oportunidades ha propiciado estudio sobre tópicos controversiales de la política económica. Recientemente auspició una serie de reuniones con los gremios a sabiendas de que existen serias divergencias en relación con el manejo de la economía. Solo hasta hace unos meses se ha reconocido que el país se enfrenta a una recesión económica. Varios mecanismos han sido sugeridos para reactivar la producción. Entre ellos, propiciar una baja de las tasa de interés aplicando controles directos y reduciendo el déficit fiscal, frenar el contrabando mediante la aplicación de medidas administrativas y económicas, detener el proceso progresivo de deterioro de la tasa real de cambio, y evitar la inestabilidad y los cambios bruscos de las políticas monetaria y de comercio exterior que le han introducido una gran incertidumbre a la economía."