Coyuntura Económica. Octubre 1975. Volumen V. No. 3

"La política del gobierno continúa fundamentalmente orientada hacia la estabilización de precios. Dejando el análisis de la eficacia de tal programa para el siguiente número de la revista, la presente entrega se concentra sobre el desenvolvimiento del sector real de la economía, en atención a s...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Otros Autores: Fedesarrollo
Publicado: 2015
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11445/1949
Descripción
Sumario:"La política del gobierno continúa fundamentalmente orientada hacia la estabilización de precios. Dejando el análisis de la eficacia de tal programa para el siguiente número de la revista, la presente entrega se concentra sobre el desenvolvimiento del sector real de la economía, en atención a sus preocupantes manifestaciones de merma en el producto y aumento en el desempleo. La actividad de la industria manufacturera sufrió desde mediados del año pasado y durante la primera mitad de 1975 un retroceso, reflejado en bajas de producción, empleo, ventas y utilidades. Con la excepción de alimentos y bebidas, todos los demás subsectores se vieron afectados por la recesión, algunos con mayor intensidad como el textil o el de los minerales no metálicos. De acuerdo con la Encuesta Industrial de Fedesarrollo, los empresarios se muestran optimistas al esperar una pronta recuperación. En cuanto a la edificación urbana, las cifras sobre solicitudes de licencias y ventas de materiales de construcción señalan una actividad menor a la del año anterior, particularmente en Medellín y Bogotá. El sector comercio, mayorista y minorista, mostró escaso dinamismo durante el primer semestre, creciendo a tasas nominales inferiores a las de aumento en precios. Al igual que en el caso de la industria, sólo el renglón de alimentos y bebidas mostró un comportamiento satisfactorio. La disminución en el ritmo de la actividad industrial, constructora, y comercial, ha traído como consecuencia un mayor desempleo urbano. De la minería, se destaca el aumento en la compra de oro por parte del Banco de la República. En resumen, se observa para 1975 un retroceso en el ritmo de actividad del sector real de la economía, con excepción de la agricultura."