Coyuntura Económica. Octubre 1973. Volumen III. No. 3

"En el primer semestre de 1973 se observa una continuación de las tendencias que caracterizaron a la economía colombiana en el año anterior: un ritmo satisfactorio de crecimiento, vigorosa expansión del sector externo y una fuerte elevación en el nivel interno de precios. Los indicadores dispon...

Descripción completa

Otros Autores: Fedesarrollo
Publicado: 2015
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11445/1941
Sumario:"En el primer semestre de 1973 se observa una continuación de las tendencias que caracterizaron a la economía colombiana en el año anterior: un ritmo satisfactorio de crecimiento, vigorosa expansión del sector externo y una fuerte elevación en el nivel interno de precios. Los indicadores disponibles sugieren que la tasa de crecimiento del PIB en 1973 será comparable con el año anterior. El sector manufacturero conserva el dinamismo registrado en 1972, fenómeno similar se observa en el comportamiento de las exportaciones. Se publican en este número, los resultados de la tercera Encuesta Industrial realizada por Fedesarrollo. Según dicha encuesta el sector manufacturero registró en el primer semestre de este año, en comparación con el semestre inmediatamente anterior, incrementos en el valor de la producción, en la inversión, en los precios de venta internos y en la generación de empleo. Las expectativas para el segundo semestre son de incrementos en producción, en inversión, en precios de venta internos y en la generación de empleo. El comercio exterior ha sido uno de los sectores más dinámicos de la economía durante el primer semestre de 1973. Durante el segundo trimestre se hizo más intenso el ritmo de inflación. En el capítulo sobre precios se hacen consideraciones acerca del desequilibrio entre la demanda y la oferta agregadas. Aun con los escasos indicadores disponibles se puede afirmar que el ritmo actual de inflación está perturbando gravemente la economía del país. Los datos sobre aumentos de salarios de la encuesta industrial en el primer semestre indican que ha ocurrido una disminución en el salario real. Empiezan a sentirse los efectos nocivos de la inflación sobre el ahorro, sobre la política cambiaría y sobre la política monetaria."