Descentralización de los servicios de educación y salud en Colombia

"El principal móvil de la descentralización colombiana ha sido construir la integración nacional y la legitimidad del estado, para facilitar la convivencia y el cese de los conflictos armados. A esta base se ha sumado la búsqueda de un nuevo papel del Estado en la economía y un nuevo ordenamien...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Vargas, Jorge E., Sarmiento, Alfredo
Publicado: 2015
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11445/1811
Descripción
Sumario:"El principal móvil de la descentralización colombiana ha sido construir la integración nacional y la legitimidad del estado, para facilitar la convivencia y el cese de los conflictos armados. A esta base se ha sumado la búsqueda de un nuevo papel del Estado en la economía y un nuevo ordenamiento de las relaciones fiscales intergubernamentales. Por esta razón, la descentralización colombiana es esencialmente un fenómeno político que se ha acompañado de transformaciones administrativas y fiscales. Luego de una fase inicial marcadamente municipalista, la descentralización colombiana reconoció otras modalidades territoriales, tales como los distritos y los resguardos indígenas, e incorporó el papel de los departamentos como intermediarios entre la nación y las municipalidades. Las mayores dificultades del proceso general de descentralización radican en su carácter, más impuesto que concertado, en el exceso de normas ordenadoras, en la debilidad de los incentivos y en la inequidad per cápita de las transferencias. Tanto en salud como en educación, la descentralización ha respondido más a motivaciones exógenas que a dinámicas propias de los sectores. En ambos casos, el proceso efectivo de descentralización sectorial comenzó apenas en 1994, de modo que muchos resultados aún no son perceptibles. El sistema descentralizado de seguridad social en salud tiene un componente de aseguramiento universal y otro de gestión territorial. La descentralización educativa tiene los elementos necesarios para ser exitosa: descentralización administrativa del ejecutivo, legitimidad política, recursos para el cumplimiento de las responsabilidades y participación democrática en la planificación, dirección y evaluación de la educación."