Limitaciones del contador público frente a la aplicación de las normas jurídicas en Colombia

El contador público, para ser evaluador profesional debe ser integro en lo Personal, Interpersonal, ser objetivo al momento de remitir claramente la información, ser ético, tener valores, actitud profesional y firmeza, lo cual implica tener habilidad Intelectual, Técnica, funcional, Organizacional y...

Descripción completa

Autores Principales: Oñate Torres, José Luis, Laverde Castillo, Nestór Orlando
Otros Autores: Pedraza Calderón, Luis Hernan
Formato: info:eu-repo/semantics/bachelorThesis
Lenguaje:spa
Publicado: 2017
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/11371/1417
Sumario:El contador público, para ser evaluador profesional debe ser integro en lo Personal, Interpersonal, ser objetivo al momento de remitir claramente la información, ser ético, tener valores, actitud profesional y firmeza, lo cual implica tener habilidad Intelectual, Técnica, funcional, Organizacional y gestión de negocios; además dentro de sus cualidades fundamentales para ser evaluador profesional debe ser Honesto, digno, coherente, tener convicción y exactitud frente a un asunto, hecho u opinión. El contador público tiene dentro de sus actividades de ser evaluador profesional, inspeccionar una importancia fundamental en sus conocimientos y habilidades técnico-contable, en la que fundamentalmente se encamina en la revelación de libros, prudencias de rendición de cuentas y avalúo de intangibles patrimoniales, en este mismo sentido, señala que el cargo de auxiliar de justicia es desempeñado idóneamente. Para poder realizar un dictamen tendrá que hacer personalmente las investigaciones que se consideren necesarias, en todo caso emitirá su concepto sobre los puntos materia del dictamen, aunque no tiene la experiencia en procesos judiciales, el contador y el abogado hacen un binomio para así brindarle ayuda idónea al juez a la hora de dictar sentencia. En Colombia para el contador público es posible ser un auxiliar de justicia, como lo menciona el artículo 38 de la Ley 43 de 1990, teniendo en cuenta la visión de su profesión, donde se combina la importancia del contador público y las normas jurídicas que la sociedad espera como experto en la búsqueda de la verdad absoluta.