Revisión al estado del arte del proceso de proyección térmica por arco eléctrico

La proyección térmica como proceso de recuperación tiene su origen a principios del siglo XX con la invención del proceso de metalización de Schoop-Günther en 1917. Este proceso fue utilizado inicialmente para materiales de bajo punto de fusión como estaño o plomo, el cual fue extendido más adela...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Rojas Sáenz, Amelia Carolina
Otros Autores: Pérez, Jaime Andrés
Formato: Trabajo de grado (Bachelor Thesis)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: 2017
Materias:
Descripción
Sumario:La proyección térmica como proceso de recuperación tiene su origen a principios del siglo XX con la invención del proceso de metalización de Schoop-Günther en 1917. Este proceso fue utilizado inicialmente para materiales de bajo punto de fusión como estaño o plomo, el cual fue extendido más adelante a metales refractarios y cerámicos. Es una de las técnicas más versátiles para la aplicación de materiales de recubrimiento utilizados para proteger componentes del desgaste por abrasión, adhesión, erosión, corrosión (como la causada por el agua de mar) y fatiga1. Existe la creencia errada de que a nivel industrial desarrollado, la política respecto al desgaste de partes y piezas consiste en el recambio de componentes desgastados por nuevos, sin observar la factibilidad desde un punto de vista económico de su reparación. Por el contrario, mientras mayor eficiencia operacional y desarrollo tecnológico alcanza la industria, mayor es su inclinación hacia la recuperación de partes y piezas2. La proyección térmica por arco eléctrico es una de las técnicas más económicas para aplicar recubrimientos metálicos resistentes a la corrosión con buena calidad en cuanto a adherencia y composición química. Los bajos costos energéticos y las altas tasas de producción la hacen una técnica competitiva respecto a otros sistemas de proyección, como llama y plasma. Adicionalmente, los parámetros en el sistema de proyección por arco (voltaje, corriente, presión del aire y distancia de proyección) pueden ser optimizados para aplicaciones específicas.