Construcción participativa de un modelo de gestión que fortalezca las prácticas evaluativas en la I.E San Antonio de Anaconia del municipio de Neiva departamento del Huila

Los cambios en la educación ha generado la necesidad de crear nuevos modelos pedagógicos, que lleven a definir un nuevo concepto de evaluación y plantear otros criterios e instrumentos para la misma, con el fin de transformar las concepciones por parte de algunos actores del sector educativo: docent...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Vergara Pardo, Megan Janette, Vásquez Suárez, Libaniel Estic
Otros Autores: Sánchez Ortegón, German Andrés
Formato: Tesis de maestría (Master Thesis)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: 2017
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/10901/9753
Descripción
Sumario:Los cambios en la educación ha generado la necesidad de crear nuevos modelos pedagógicos, que lleven a definir un nuevo concepto de evaluación y plantear otros criterios e instrumentos para la misma, con el fin de transformar las concepciones por parte de algunos actores del sector educativo: docentes, estudiantes, administrativos y padres de familia, quienes la definen como una serie de instrumentos que miden conocimientos. Dicha apreciación desplaza el nuevo concepto de evaluación, que permite pensarla con un verdadero sentido en el proceso de aprendizaje, desde el desarrollo de prácticas evaluativas, como dice Camillone, A. y otros (1998): “La evaluación es parte del aprendizaje, en la medida en que un sujeto aprende, evalúa, discrimina, valora, critica, opina, razona, fundamenta, decide, enjuicia, opta, entre lo que considera que tiene un valor en sí y aquellos que carecen de él. Esta actitud evaluadora, que se aprende, es parte del proceso educativo que, como tal, es continuamente formativo”.1 Por tanto, redefinir el concepto que se tiene de evaluación, genera la creación de mecanismos, donde los estudiantes adopten la evaluación como parte de su proceso de formación; los docentes, la apropien como un instrumento en sus prácticas evaluativas para afianzar los procesos de aprendizaje y los padres de familia, la vean como una oportunidad de mejora continua en el fortalecimiento de las habilidades de sus hijos e hijas. Para crear ambientes que propicien un entorno de evaluación formativa, se requiere que el docente apropie la normativa y el nuevo concepto de evaluación, de este modo consolidar sus prácticas evaluativas y a través de ellas fomenten un proceso de evaluación en el aula. La evaluación debe contar con una estrategia para evaluar de forma integral los aprendizajes, teniendo en cuenta aspectos como: la educación por procesos y la construcción de conocimiento, donde el estudiante haga parte del proceso de evaluación y conozca los aspectos y características de esta. De modo paralelo, el docente debe brindar a los estudiantes espacios de interacción, de concertación y tener presente que ellos son protagonistas de este proceso. De igual forma, es importante que el docente identifique las características para una evaluación formativa, partiendo del propósito de evaluación y los principios del aprendizaje, con el fin de destacar en los estudiantes habilidades en cualquier dominio, motrices, verbales, intelectuales, cognitivas o comunicativas2 , razón por la que se convierte en una necesidad eminente que los educadores conozcan la normatividad y transformen sus prácticas evaluativas. De ahí pues, que esta investigación proyecta fortalecer las prácticas evaluativas de los docentes, utilizando la Gestión Académica. Para el caso específico, se trabajó haciendo énfasis en la evaluación y algunas de sus herramientas con los de docentes de la I.E San Antonio de Anaconia. Con este fin, se inicia la creación e implementación por parte de los docentes de la institución educativa el Sistema Institucional de Evaluación para los Estudiantes – SIEE-, teniendo en cuenta el decreto 1290 de 2009 y las concepciones de evaluación. Sin embargo, en el proceso de aplicación no se evidenció éste en sus prácticas evaluativas, por tanto surgió la necesidad de realizar un modelo de gestión teniendo en cuenta el SIEE, que orientara a los docentes sobre el proceso de evaluación, sus características, herramientas a utilizar, intencionalidad y los diferentes actores involucrados en este proceso, para así fortalecer sus prácticas evaluativas.