Fortalecimiento de habilidades comunicativas a través de las artes plásticas, con niños y niñas de cuarto de primaria de la institución educativa Distrital Saludcoop Sur .J .T

Para el Ministerio de Educación Nacional (MEN), el lenguaje es una capacidad humana que permite, entre otras funciones, relacionar un contenido con una forma, con el fin de exteriorizar dicho contenido. Esta exteriorización puede manifestarse de diversos modos, bien sea de manera verbal, bien...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Sánchez Vera, Elisabel
Otros Autores: Correa Cruz, Lucelly
Formato: Tesis de maestría (Master Thesis)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: 2016
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/10901/9600
Descripción
Sumario:Para el Ministerio de Educación Nacional (MEN), el lenguaje es una capacidad humana que permite, entre otras funciones, relacionar un contenido con una forma, con el fin de exteriorizar dicho contenido. Esta exteriorización puede manifestarse de diversos modos, bien sea de manera verbal, bien sea a través de gestos, grafías, música, formas, colores...etc. En consecuencia, la capacidad lingüística humana se hace evidente a través de distintos sistemas sígnicos que podemos ubicar en dos grandes grupos: verbales y no verbales.”(Estándares Básicos de competencias del lenguaje, 2011, p. 20). La lectura y la escritura en la escuela son el insumo principal que le permite al educando incrementar su cultura, desarrollar su inteligencia, fortalecer las habilidades mentales y la capacidad expresiva, pero sobre todo le abre puertas en el campo educativo. Para Vigotsky, la lectura y la escritura son visualizadas como herramientas culturales que se construyen en escenarios comunicativos, contextualmente situados que facilitan la interacción cotidiana de los actores. Dada su importancia se estudiaran por separado. La lectura es tomada como el desarrollo de habilidades comunicativas basadas en conocimientos previos; al respecto, Cassany (2006) 16 nos dice que la lectura cumple una función social comunicativa, a partir de ella es posible informarse, recrearse, resolver dudas y crear nuevos interrogantes. Mientras que la escritura es una representación de significados por medio de los cuales se expresan pensamientos y sentimientos con una intención comunicativa que le permite al niño desarrollar la capacidad de intercambiar ideas con sus compañeros, escuchar razones, exponer y defenderlas las propias, atendiendo a la nueva tendencia de la enseñanza la cuál enfatiza, en qué el conocimiento es estructura, organización y conexión, (Pinzas, 2001). Por otra parte, el modelo socio-cultural, de Vygotsky ( ), se refiere a que el medio social es crucial para el aprendizaje y el cambio cognoscitivo es el resultado de utilizar instrumentos culturales en las interrelaciones sociales. Cassany (2006), concibe la comprensión lectora teniendo en cuenta tres aspectos relevantes planteados por el significado de las palabras y el conocimiento, tienen un origen social, el discurso no surge de la nada y refleja la concepción del mundo: El autor y el lector no están aislados, puesto que las prácticas de lectura y escritura se dan en ámbitos e instituciones particulares, evidenciando la adquisición de conocimiento en la interacción social y la comprensión lectora. Para el Ministerio de Educación nacional los niveles en la lectura son: el primer nivel de comprensión de texto, es el de exploración de significado semántico de las palabras, en donde se reconoce el significado de cada palabra y todas las palabras tienen sentido; en el segundo nivel, el inferencial, se establecen relaciones y asociaciones entre los significados del texto de manera que dicha inferencia consiste en el núcleo del proceso de comprensión, 17 éste permite avanzar al nivel alto o Valorativo, cabe aclarar que este nivel no es evidente en algunos estudiantes del colegio SaludCoop Sur IED. (MEN, 1998:12) Así mismo, en el PEI del Colegio SaludCoop Sur, (2007) se acuerda que: “La lectura, la escritura y la oralidad son la base de todas las áreas del conocimiento, que permiten al estudiante obtener altos niveles de expresión y comprensión comunicativa para comprender mejor el mundo” (P. 12) De acuerdo a la práctica pedagógica y el análisis de los últimos resultados de las pruebas SABER, en cuanto al estado de las habilidades comunicativas y los procesos de lectura y escritura, se observa que las destrezas de comprensión lectora como el análisis, la síntesis y la evaluación deben ser fortalecidos, dado que es muy básico el nivel de complejidad de los estudiantes en sus operaciones mentales y éste no es acorde con su escolaridad; adicionalmente, los estudiantes presentan deficiencias en los niveles pragmático, semántico y sintáctico . (Ver anexo 4) A su vez, en la escritura se evidencian dificultades en su nivel lineal, global, ortográfico y de organización grafica (segmentación y legibilidad). Así mismo, en los estudiantes se observan deficientes habilidades sociales en cuanto a que no saben resolver sus diferencias de una manera asertiva sino que utilizan expresiones verbales agresivas viéndose afectado su rendimiento académico en todas las asignaturas. (Ver anexo 7) Por otra parte, según una encuesta aplicada a 11 docentes de primaria y preescolar que orientan el aprendizaje de la lengua, de un total de 445 estudiantes (ver anexo 1), se 18 evidencio que un 29% de la población está presentando problemáticas asociadas a los procesos lectores como; lectura lenta poca comprensión, se les dificulta conectar letras y sonidos para descifrar palabras desconocidas y aprendidas, trasponen letras, cambian el orden e invierten números y letras. Mientras que en lo relacionado a la escritura se encontró que: el 31% de la población suele tener dificultad para trasladar pensamiento oral al escrito, no logra escribir pensamiento ni organizarlo, confunde derecha e izquierda (dislexia) y escribe en espejo, tiene déficit con ortografía, signos de puntuación y gramática no adecuados a su nivel educativo. Por otro lado, en las habilidades sociales inmersas en el aprendizaje se encontró que, el 29% de la población presenta déficit en: ubicación espacio-temporal, atención, escucha, desmotivación descuido académico, personal y en sus habilidades sociales. Se trabajó la observación participante con el fin de analizar las habilidades sociales de los partícipes en el proceso de investigación.