Influencia de los tratamientos a temperaturas intercríticas IHT y tratamientos criogénicos DC y un posterior revenido de 15, 30 y 45 minutos a la resistencia al desgaste abrasivo de un acero AISI/SAE 1045

Los tratamientos a temperaturas intercríticas (IHT) son una nueva forma de obtención de aceros doble fase (DP). Estos aceros tienen propiedades mecánicas tales como: elevado esfuerzo de fluencia, alto endurecimiento por deformación y buena ductilidad. Esta combinación está relacionada con las fracci...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Vacca García, María Angélaca, Zabala Ortiz, Miguel Leonardo
Otros Autores: Rojas Molano, Hector Fernando
Formato: Trabajo de grado (Bachelor Thesis)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: 2016
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/10901/9463
Descripción
Sumario:Los tratamientos a temperaturas intercríticas (IHT) son una nueva forma de obtención de aceros doble fase (DP). Estos aceros tienen propiedades mecánicas tales como: elevado esfuerzo de fluencia, alto endurecimiento por deformación y buena ductilidad. Esta combinación está relacionada con las fracciones volumétricas de ferrita y martensita. Investigaciones anteriores indican que al realizar un tratamiento criogénico en aceros con elevados contenidos de elementos aleantes la resistencia al desgate aumenta, sin embargo, no hay referencias de tratamientos a temperaturas intercríticas seguidos de tratamientos criogénicos. En la investigación se analizó la influencia en la resistencia al desgaste abrasivo en ambos tratamientos acorde con la norma ASTM G-65 en un acero AISI/SAE 1045 el acero se llevó a temperaturas intercríticas de 740°C y 770°C durante 30 minutos se templó, posteriormente se trataron criogénicamente a -196°C con un tiempo de mantenimiento de 24 y 48 horas, luego se realizó un revenido a 450°C con tiempos de 15 y 30 minutos, adicional a esto se realizó una caracterización microestructural y se establecieron relaciones entre las fracciones de los micro constituyentes y la resistencia al desgaste. Los resultados mostraron que comparado con el material sin tratar se disminuyó hasta un 27% la pérdida volumétrica de masa.