Relaciones de disposición y sistema laboral en una hacienda cafetera tolimense del siglo XX

Las cumbres nevadas del páramo de El Ruiz que sobrepasan los cinco mil metros de altura, señalan el límite entre los departamentos de Caldas y Tolima. Debajo de ellas, sobre el flanco oriental de la cordillera central, se extiende la región de El Líbano. En las faldas y laderas, entre 1200 y 1800 me...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Anrup, Ronald
Formato: Artículo revisado por pares
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Universidad Libre 2014
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/10901/13603
Descripción
Sumario:Las cumbres nevadas del páramo de El Ruiz que sobrepasan los cinco mil metros de altura, señalan el límite entre los departamentos de Caldas y Tolima. Debajo de ellas, sobre el flanco oriental de la cordillera central, se extiende la región de El Líbano. En las faldas y laderas, entre 1200 y 1800 metros de altura abundan las plantaciones que se establecieron en estas tierras desde fines del siglo XIX y que, gracias a un clima favorable y a un suelo rico en sulfuro, producen unos de los mejores cafés de Colombia. La ciudad de El Líbano, situada en la vieja ruta colonial del “camino del Ruiz” entre Manizales y Lérida, fue fundada alrededor de 1860 en el curso del movimiento migratorio que se conoce como la colonización antioqueña. En 1866 el Estado concedió a la ciudad 16.000 hectáreas de tierras baldías, donde se asentaron los primeros grupos de colonos en 1850, procedentes de Antioquia. La mayoría de las fincas no se fundaron a expensas de minifundios o de comunidades indígenas, sino a partir de tierras no cultivadas, como fue el caso de la hacienda cafetera objeto del presente estudio