La causal del numeral 29 del artículo 48 del código disciplinario único ¿una falta disciplinaria de imposible configuración?

La causal de falta disciplinaria gravísima del numeral 29 del art. 48 del Código Disciplinario Único fue consagrada con la intención de disuadir a la Administración Pública de no cometer dos (2) conductas: Exigir el cumplimiento del objeto del contrato a los contratistas de prestación de servicios...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: García Orrego, Carlos Humberto
Otros Autores: Forero, José Rory
Formato: Tesis de maestría (Master Thesis)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: 2018
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/10901/11293
Descripción
Sumario:La causal de falta disciplinaria gravísima del numeral 29 del art. 48 del Código Disciplinario Único fue consagrada con la intención de disuadir a la Administración Pública de no cometer dos (2) conductas: Exigir el cumplimiento del objeto del contrato a los contratistas de prestación de servicios bajo condiciones que hicieran configurar un contrato de trabajo y; de abusar de esta figura al celebrar un número elevado de contratos de prestación de servicios. Esta circunstancia había llevado al Estado a ser demandado y condenado a reparar a los contratistas que se encontraban en esta situación y que en determinado momento alegaban tener iguales derechos a los funcionarios de planta de personal de las entidades. Igualmente, se pretendía con esta causal controlar la proliferación de nóminas paralelas de contratistas de prestación de servicios frente a los funcionarios de planta en la entidad. En efecto, la Administración Pública moderna utiliza diversos mecanismos y formas de cumplir con la función pública a ella encomendada con miras a satisfacer las necesidades sociales, siendo uno de ellos el contrato de prestación de servicios; negocio jurídico mediante el cual la Administración puede vincular a personas naturales o jurídicas idóneas y con experiencia cuando requiera suplir un servicio que deba prestar a la comunidad de forma temporal. Sin embargo, el abuso que se ha presentado sobre esta figura puede resumirse en la declaración dada por el Ministro del Trabajo Rafael Pardo y que cita la revista KienyKe en septiembre 17 de 2013: “En cuanto a la contratación pública la única estimación fue la que el Ministro de Trabajo, Rafael Pardo, dio a conocer hace más de un año. Pardo dijo que por cada 100 empleados de planta en las entidades territoriales, hay 107 con un contrato por prestación de servicios. Es decir: 100.240 empleados por planta reportados y 170.441 personas vinculadas por contratos de prestación de servicios”.