Textos argumentativos como estrategia para mejorar la comprensión lectora y la producción escrita en los estudiantes de cuarto semestre de la facultad de ciencias de la educación

El propósito de la educación es sacar personas competitivas en diferentes campos, para un mundo formando por personas capaces con miras de mejorar su calidad de vida, Siendo la lectura la base para la enseñanza general y La argumentación es la forma como nosotros podemos explicar, soportar de forma...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Almanza Guerra, Nacira del Carmen
Otros Autores: Castro Barbosa, Sol Mercedes
Formato: Trabajo de grado (Bachelor Thesis)
Lenguaje:Español (Spanish)
Español (Spanish)
Publicado: 2017
Materias:
Acceso en línea:http://hdl.handle.net/10901/10075
Descripción
Sumario:El propósito de la educación es sacar personas competitivas en diferentes campos, para un mundo formando por personas capaces con miras de mejorar su calidad de vida, Siendo la lectura la base para la enseñanza general y La argumentación es la forma como nosotros podemos explicar, soportar de forma oral o escrita nuestros conocimientos e información en cualquier contexto que éste se presente. Un ejemplo vivencial que se evidencia mas la practica de esta habilidad es el ambiente, y en el aula de clase, para propiciar la creatividad y la imaginación en la producción escrita, se puede lograr a través, de estrategias didácticas donde se motive en un comienzo hacia la lectura, donde se desarrolle de forma libre, emotiva y amena. En la educación superior se evidencia una falencia en cuanto a la producción escrita, debido a la falta de argumentación que muestran los estudiantes o docentes en formación de cuarto semestre de la universidad libre facultad ciencias de la educación. Y si a esto le sumamos que durante el proceso de enseñanza aprendizaje, desde la primaria hasta la educación superior universitaria, se necesita leer textos para apropiarse de diferentes conocimientos, y la importancia del hecho, no sólo radica en el contenido, sino en la cantidad, el estilo y hasta los propósitos de cada lectura. Con frecuencia, los profesores consideran que los alumnos saben leer.