Células T reguladoras, infección y autoinmunidad: implicaciones en terapéutica

El entendimiento del equilibrio del sistema inmune es, además de una pregunta aún no resuelta, una esperanza para el principio de la terapéutica en enfermedades que le siguen ganando la batalla al ejercicio médico. La respuesta inmune innata permite la diferenciación de lo propio y lo extraño median...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Anaya, Juan Manuel, Gómez, Luis Miguel, Jaramillo, Francisco Javier
Formato: Artículo (Article)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Asociación Colombiana de Infectología, ACIN. 2006
Materias:
Acceso en línea:https://repository.urosario.edu.co/handle/10336/28334
Descripción
Sumario:El entendimiento del equilibrio del sistema inmune es, además de una pregunta aún no resuelta, una esperanza para el principio de la terapéutica en enfermedades que le siguen ganando la batalla al ejercicio médico. La respuesta inmune innata permite la diferenciación de lo propio y lo extraño mediante receptores de reconocimiento de patrones moleculares asociados a patógenos que activan las células presentadoras de antígeno cuando se unen con moléculas estructural y químicamente conservadas entre los patógenos. Sin embargo, el sistema inmune se torna tan complejo que estos controles iniciales no son suficientes para un funcionamiento perfecto. La presencia de enfermedades autoinmunes continúa sin una explicación absoluta y la señal de cuándo apagar una respuesta inmune no está completamente entendida hasta ahora. El redescubrimiento de las células T reguladoras satisface no sólo explicaciones del equilibrio inmune sino que también se convierte en un blanco terapéutico muy seductor para el anhelado control de la respuesta inflamatoria, fenómenos infecciosos y autoinmunes. Consecuente con esto, la célula T reguladora explicaría cómo las infecciones que estimulan su proliferación puedan ser protectoras de autoinmunidad independiente de la carga genética o medio ambiente en que se desarrolle el individuo. Las infecciones que, por el contrario, eliminen o inactiven las células T reguladoras, favorecen la presencia de autoinmunidad. Se consultaron únicamente artículos en inglés o español en la bases de datos PubMed hasta la fecha de envío del artículo.