Fundamentación filosófica de los derechos humanos en la posmodernidad

Algo que debemos resaltar los colombianos de la Constitución PolÍtica de 1991 es la gran fuerza normativa dada por ésta a los Derechos Humanos, la cual nos vincula a esa nueva tendencia que a partir de la Declaración Universal de los Derechos Humanos se ha generado en el mundo entero en pro de la di...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autores Principales: Rincon Gama, Javier Armando, Suarez Mejía, Héctor Alfredo
Otros Autores: Charry Urueña, Juan Manuel
Formato: Trabajo de grado (Bachelor Thesis)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Jurisprudencia 1994
Materias:
Acceso en línea:https://repository.urosario.edu.co/handle/10336/21490
Descripción
Sumario:Algo que debemos resaltar los colombianos de la Constitución PolÍtica de 1991 es la gran fuerza normativa dada por ésta a los Derechos Humanos, la cual nos vincula a esa nueva tendencia que a partir de la Declaración Universal de los Derechos Humanos se ha generado en el mundo entero en pro de la dignidad humana y del derecho a ser reconocidos como personas. La nueva carta política nos permite la construcción de una nueva cultura de los Derechos Humanos en la cual se pueda lograr la superación de los conflictos de manera civilizada y dentro de un orden fundado en la justicia, en la paz y en la libertad. No obstante la situación actual de los Derechos Humanos en Colombia se caracteriza por el total desconocimiento de éstos. Según las más importantes organizaciones a nivel mundial para la defensa de los Derechos Humanos, dentro del contexto global, Colombia ocupa el primer lugar en la violación de los mismos; por cada cien mil habitantes nuestro país presenta el récord mundial de setenta y seis homicidios, lejos del segundo lugar ocupado por Brasil con veintíseis homicidios. A la ya tradicional "violencia institucionalizada" se ha sumado una nueva variante que agudiza el clima de agresión a la dignidad y libertad del hombre en nuestro medio, cual es el creciente desmejoramiento de las condiciones de vida de los ciudadanos. Pues como veremos a lo largo del desarrollo de esta tesis la realización de las libertades fundamentales sólo es posible en la medida en que estén respaldadas por la satisfacción de las diversas exigencias sociales y económicas de los individuos porque sin lugar a dudas el hambre es la peor de las violencias posibles.