El impacto de la política petrolera en los ingresos de la nación desde 1991. Evaluación a la gestión de los gobiernos de Gaviria, Samper y Pastrana en el sector de los hidrocarburos.

El petróleo, materia prima indispensable para los carros, aviones y fábricas, es una fuente de riqueza para aquellos que producen más de lo que consumen y un asunto de seguridad nacional para los que consumen más de lo que producen. Colombia, a pesar de ser un país productor y exportador de petróleo...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Bernal Celis, Rafael
Otros Autores: Rettberg, Angelika
Formato: Trabajo de grado (Bachelor Thesis)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Ciencia Política y Gobierno 2004
Materias:
Acceso en línea:https://repository.urosario.edu.co/handle/10336/21467
Descripción
Sumario:El petróleo, materia prima indispensable para los carros, aviones y fábricas, es una fuente de riqueza para aquellos que producen más de lo que consumen y un asunto de seguridad nacional para los que consumen más de lo que producen. Colombia, a pesar de ser un país productor y exportador de petróleo, cuenta con unos recursos limitados si se comparan con las grandes reservas mundiales. Sin embargo, la importancia que tienen para las finanzas de la Nación los ingresos provenientes de la renta petrolera es innegable. Sin lugar a dudas, el sector que mejor refleja dicha importancia económica del petróleo para el país, es el comercio exterior. Ante una situación de dependencia económica de la renta del petróleo, se hace más que necesario realizar una evaluación a la gestión de los últimos tres gobiernos en el sector de hidrocarburos, con el ánimo de determinar si existe una política petrolera que le garantice al Estado su capacidad de auto-abastecimiento en el corto y mediano plazo, y evite consigo los problemas económicos propios de una balanza comercial de pagos negativa. Para efectos del presente análisis, se parte de la hipótesis qué el marco legal en el cual se desarrolla la política petrolera en el país tiende a favorecer a las empresas multinacionales en detrimento de los ingresos de la Nación, lo que pone en entredicho la capacidad del Estado de garantizar, a través de ECOPETROL, la autosuficiencia de hidrocarburos en los próximos años.