Estudios de caso sobre cultura organizacional en dos empresas del sector comercial en Colombia

En las dos últimas décadas se ha producido una serie de cambios importantes en los ámbitos, político, económico, social y cultural en todos los niveles de la sociedad Colombiana y por tanto han afectado de forma profunda el comportamiento de sus organizaciones, en forma tal que se generó una búsqued...

Descripción completa

Detalles Bibliográficos
Autor Principal: Ortíz Rodríguez, Diana Carolina
Otros Autores: Mendez Alvarez, Carlos Eduardo  
Formato: Trabajo de grado (Bachelor Thesis)
Lenguaje:Español (Spanish)
Publicado: Administración de Empresas 2005
Materias:
Acceso en línea:https://repository.urosario.edu.co/handle/10336/21300
Descripción
Sumario:En las dos últimas décadas se ha producido una serie de cambios importantes en los ámbitos, político, económico, social y cultural en todos los niveles de la sociedad Colombiana y por tanto han afectado de forma profunda el comportamiento de sus organizaciones, en forma tal que se generó una búsqueda por estándares de calidad universal. En la actualidad es válido afirmar que lo único permanente es el cambio, y tal premisa es aplicable a todas las áreas de desempeño personal. A partir de este planteamiento, resulta claro, que ante un mundo cada vez más exigente es prioritario encontrar líderes capacitados para realizar modificaciones eficientes y efectivas en las organizaciones, y tales líderes deben ser formados de manera apropiada para asumir su papel. Toda empresa es una organización formal en la que posee estatutos sociales, jerarquías, estructura a base de divisiones o departamentos, manuales de procesos, etc., sería imposible mantener una empresa en marcha sin reglas establecidas, eso es muy claro para todos nosotros, pero una empresa no termina sólo en todo lo expresado; toda empresa tiene costumbres, usos, formas de hacer las cosas, supuestos básicos que no se consignan formalmente en ningún documento. En la mayoría de los casos, estos últimos elementos son más importantes para la supervivencia de una empresa que los primeros. Los valores, las creencias, las actitudes y los sentimientos compartidos por los miembros de una empresa, se denominan Cultura Corporativa, y tiene un impacto significativo en el desempeño económico a largo plazo. La cultura organizacional para ser fuerte, requiere que los valores centrales se sostengan con firmeza y que sean ampliamente compartidos por todos sus miembros. Cuanto mayor sea la cantidad de miembros que acepten los valores centrales, mayor será el grado de compromiso con esos valores y, por lo tanto, más fuerte será la cultura corporativa. Por lo general, es la personalidad del fundador o del líder la que configura la cultura de una empresa; en muchos casos su legado llega a ser tal que su figura se convierte en un símbolo; basta recordar a Henry Ford, cuyo apellido se convirtió en una de las marcas más prestigiosas de autos, o a Bill Gates, que es mundialmente reconocido como sinónimo de talento. El futuro nos depara una serie creciente de retos que deben enfrentarse con la visión del hombre de estos tiempos y encarando al futuro. Si queremos seguir produciendo bienes y servicios, debemos cambiar gradual pero rápidamente nuestra forma de ver la empresa y a su entorno, de una máquina que genera inmensas cantidades de productos, a la visión de un ente integrado (internamente y con su ambiente), flexible y que se adapte a los tiempos que cambian a una velocidad vertiginosa.